Conecta con nosotros

Tabasco

Don Rogelio Hernández, preserva el buen vestir ‘a la medida’

Lleva medio siglo confeccionando trajes a los políticos, artistas y hasta sacerdotes; su hijo sigue con la misma pasión el oficio.

Publicada

en

890 Visitas

El arte de crear una prenda a la medida es una tradición que lucha por no extinguirse. De 15 sastres que hasta hace 30 años habían en la zona Centro de Villahermosa, quedan pocos; uno de ellos es el maestro Rogelio Hernández Sánchez.

Nació en el poblado Vicente Guerrero, Centla, lleva cerca de medio siglo vistiendo a personalidades del ámbito político, desde Gobernadores, Diputados, Senadores, así como famosos artistas y hasta sacerdotes católicos.

“En aquellos tiempos en Centla, mi padre ya no podía mandarme a la escuela, él me sugirió que aprendiera un oficio para no perder tiempo y aprendí la sastrería”.

A los 17 años, en 1974 llegó A Villahermosa para probar suerte. Unos primos de él que ya vivían en la ciudad, le consiguieron trabajo en una sastrería cercana al mercado José María Pino y después de trabajar por siete años allí, Rogelio, ‘Roger’ se independizó como maestro sastre y abrió su taller en la calle Benito Juárez, donde actualmente sigue cortando, cosiendo, confeccionando ropa para políticos y todos aquellos caballeros que gustan del buen vestir.

Su hijo Roger Hernández Jiménez heredó su talento y seguirá con la tradición familiar de la sastrería.

En su máquina de coser, afirma tener “el oficio a la medida”.

BUEN CORTE, INSUPERABLE

“La mejor forma para seguir con esta tradición que las nuevas generaciones aprendan de la misma forma que nosotros, desde abajo”. Y ejemplo de ello es su hijo Roger Hernández Jiménez, heredero, de la tradición familiar.

Sin embargo, este oficio -cada vez más reducido- ha tenido que evolucionar conforme a las nuevas costumbres de consumo de los clientes, los cuales están inmersos en un mundo de marcas fabricadas en serie.

“Ahora hay tantos almacenes y la gente prefiere comprar la ropa ya hecha, aunque seguimos teniendo nuestra clientela que nos ayuda sostenernos aquí en esta esquina”.

Don Rogelio, afirma que la buena presentación nunca pasará de moda, por eso considera que vestir a la medida da a los hombres un toque de elegancia que, sin duda, los distingue, y que además evidencia una identidad propia.

“Sin duda, al día de hoy, a lo que yo me dedico, a la sastrería, después de muchos años de estar tomando medidas y haciendo pruebas, estoy seguro que he encontrado el trabajo y el oficio a la medida”.

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia