Conecta con nosotros

Agua y Pantano

Discrecionalidad y simulación

Publicada

en

3617 Visitas

En medio de la crisis de inseguridad y violencia que enfrenta el país, que los gobiernos en sus distintos niveles no realicen un manejo eficiente, razonable y transparente de los recursos del presupuesto destinado a estas tareas, debe considerarse criminal.

Más aún, si bajo la justificación de tener que gastar más fondos y responder a la exigencia ciudadana, realizan compras sin ton ni son o simplemente para favorecer a amigos, cumplir acuerdos, pagar favores o hacer negocios.

Durante el sexenio pasado en Tabasco, fueron evidentes los actos de corrupción que se cometieron en la administración de los recursos. Se solicitó un crédito por 700 millones de pesos a instituciones bancarias y el uso que se dio a los fondos fue absolutamente discrecional y arbitrario.

La corrupción que se documentó, por ejemplo, en la compra de un dron con valor de 12 millones de pesos quedó impune. Tampoco se ha sabido de castigos y medidas de resarcimiento al erario por la adquisición de un helicóptero para el Instituto de Protección Civil, que se usaría también para la vigilancia de los ductos de Pemex. Fueron más de 45 millones de pesos que el estado pagó por esa aeronave “fantasma”.

También está impune el daño patrimonial que se cometió al autorizar la construcción del centro de justicia para mujeres en un terreno en litigio. El mes de enero próximo pasado se cumplieron ya cuatro años que Arturo Núñez, su esposa Martha López y el ex fiscal Fernando Valenzuela colocaron la primera piedra de esa obra hoy abandonada.

El presupuesto destinado para contar con un edificio para brindar atención integral a las mujeres víctimas de violencia fue superior a los 150 millones de pesos. Y también como si nada hubiera pasado. Otra acción que se cubrió con el manto de la impunidad.

Por donde se vea, quienes tuvieron y han tenido la enorme responsabilidad de administrar los recursos siguen fallando, unos por omisos, irresponsables e incapaces y otros por encubrir y no aplicar la ley a como están obligados.

El combate a la corrupción también pasa por el castigo a la impunidad ¡Hasta cuándo!

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia