web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Diputados lambiscones

Lo dijo el caudillo hace dos años. Quizá de dientes para fuera, pero la prédica quedó registra en el idealismo del mundo perfecto.

Recordemos su sermón ante diputados federales morenistas: “No se dejen rodear por lambiscones. Zalameros que te empiezan a alabar”.

Sin detenerse, hizo una reseña de cuanto, ya sabemos, ocurre con frecuencia en política: “Hacen cualquier cosa. Les llevan el portafolio, les abren la puerta del carro. Hacen cualquier cosa, achichincles, lambiscones, gente zalamera. ¡Cuidado con eso! No pierdan la comunicación con la gente, no se dejen rodear y tengan siempre los pies sobre la tierra”.

Y pues a los diputados locales de Morena, encabezados por doña Beatriz Milland, no les interesa así les digan y se cuadran al primer chasquido de don Andrés. Arre caballito, vamos a Belén.

Hace unos cuantos días, sesionaron de manera suuper urgente para avalar la reforma constitucional cuya esencia elimina el fuero al presidente de la república. “Somos el primer congreso en el país en hacerlo”, dijeron ufanos los del partido en el poder, como si se tratara de un gesto de profundo patriotismo o una enmienda de gran calado social.

En plena emergencia, con miles de tabasqueños aún en el agua, los legisladores sacaron la navaja para afeitarle la barbilla a quien habrá de palomear a los candidatos para las elecciones del 2021.

Poco les importó que la gente, sus electores, clamaran ayuda pidiendo lanchas, despensas, seguridad, costales, limpieza y mil cosas más.

No hubo sesión exprés para actuar en las aciagas horas de la contingencia. Luego inventaron una cocinita y sanseacabó. Triste papel.

LA MORRALLA

Sus amigos de la Asociación Tabasqueña de Periodistas siempre recordemos a Daniel Becerra, director del periódico Tribuna. Gran ser humano, incansable, comprometido con el oficio. Descanse en paz *** Que Sheyla Cadena sigue estudiando la monografía sobre el petróleo y sus derivados *** Ahí viene el rebrote de COVID. Ni se le ocurra a usted enfermarse de otra cosa, porque no lo van a atender en ningún hospital. Así de eficiente es la doctora Roldán.

Te puede interesar

Advertisement