Conecta con nosotros
6 vistas -

Purgatorio

“Dios dio… Dios quitó”

Publicada

en

LA ‘ACEPTACIÓN’ ES UN PRECEPTO FILOSÓFICO CRISTIANO INSCRITO EN LA BIBLIA. – JOB 2:10 – QUE TIENE QUE VER CON LA CAPACIDAD DE PLEGARSE A LA VOLUNTAD SUPERIOR CON CONVICCIÓN Y HUMILDAD. PERO TRASLADANDO LA “ACEPTACIÓN” A LA POLÍTICA, HAY QUE DECIR QUE LA SUCESIÓN EN LA 4T TIENE EL RIESGO DE LA ‘NO ACEPTACIÓN’ EN AL MENOS DOS PERSONAJES QUE MUY PROBABLEMENTE NO ACEPTARÍAN ACATAR LA ‘DECISION DE LAS ENCUESTAS’, A LA VOLUNTAD DE QUIEN ENCABEZA EL PROYECTO Y LA VOLUNTAD DIVINA…ELLOS SON MARCELO EBRARD Y RICARDO MONREAL QUE SIENTEN QUE NO HAY MAÑANA. QUE ES AHORA O NUNCA Y POR LO MISMO NO HABRÁ UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD …

Ha iniciado la sucesión presidencial. AMLO, claro, fue quien dio el banderazo de salida. No podía ser de otra manera. Empero, el presidente trae su “juego”; como no, “desmantelar” al viejo régimen le hace “pensar muy bien” quien debe sucederlo.

Escribí en entregas pasadas que un grupo económico muy poderoso está animando a Esteban Moctezuma Barragán, hoy embajador de México en EUA, a que diga “esta boca es mía” y tome parte en el proceso sucesorio presidencial.

Moctezuma fue el “delfín” fallido de Ernesto Zedillo Ponce de León. Durante aquel sexenio, lo mismo fue Secretario de Gobernación que de Desarrollo Social. Con el triunfo del PAN, Esteban se aleja del PRI (pero no de la política) y se “refugia” en Grupo Salinas ( TV Azteca) donde trabó una estupenda relación con Ricardo Salinas Pliego, quien no se cansa de promoverlo lo mismo con el poderoso Grupo Monterrey que “mandándole” recados al Presidente.

Si no se llega a encartar Esteban ( sería el único que tendría el apoyo total de los varones mexicanos del dinero) la sucesión como todo mundo sabe, se decantará entre Claudia, Adán y Marcelo. Me parece oportuno bordar un poco alrededor de la cercanía de grupo de cada uno de estos personajes porque en política, grupo es destino.

Claudia Sheinbaum, de origen judío, es un personaje bastante rentable en la Ciudad de México. Es bien conocida la historia de su familia en el país, que comenzó con la llegada de su madre desde Bulgaria en los años 40s, escapando del avance de los nazis, y de su padre, desde Lituania, un par de décadas antes. Lo adivinó muy bien, la candidata de la poderosa comunidad judía en México, es la Jefa de Gobierno.

Los judíos han sido factor de decisión pero esta ves el asunto es complejo: Claudia perdió media Ciudad de México y sobre ella pesa la Línea 12 y el Rébsamen, además uno de sus operadoras estrellas, Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, parece “dio color” con el “paisano” del Presidente.

Claudia es popular en la ciudad que gobierna pero no logra conectar hacia el exterior. Se le dificulta la operación en el primer metro cuadrado.

Marcelo Ebrard nació en la Ciudad de México y creció en el barrio de Chimalistac, Coyoacán, en el seno de una familia de clase media de origen francesa, es por ellos que Ebrard no solo habla español, sino también francés.

En 1981, Camacho Solís invitó a Ebrard a trabajar en la campaña presidencial de Miguel de la Madrid. Para 1982 se convirtió en asesor de Camacho Solís, cuando este fue designado subsecretario de administración y presupuesto del Distrito Federal.

En 1992, Camacho Solís le nombró secretario general de gobierno del DF, decisión que desató varias críticas, pues varios miembros del gobierno capitalino dudaban de su capacidad para ocupar este cargo.

En 1995, luego de que Manuel Camacho Solís renunció al PRI, Ebrard hizo lo mismo, y un año después, en 1996, regresó a la política, pero bajo el cobijo del Partido Verde Ecologista de México, para ser diputado federal de 1997 al 2000.

En 1998 renunció al PVEM y formó, junto con Manuel Camacho Solis, el Partido de Centro Democrático (PCD), del que fue secretario general y candidato a jefe de gobierno del DF, aunque decidió declinar a favor de López Obrador.

El primer acercamiento entre Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador ocurrió en 1992, cuando el hoy presidente de México encabezó el Éxodo por la Democracia —marcha a pie que inició en Villahermosa, Tabasco, el 25 de noviembre de 1991, con la intención de llegar al entonces DF durante la firma de los Acuerdos de Paz de Chapultepec entre el gobierno de El Salvador y el Frente Democrático Revolucionario.

Fue así que Marcelo inició una negociación con AMLO, bajo la petición de liberar la plancha del Zócalo previo al 15 de septiembre de ese año. De ahí comenzaría una larga relación entre ambos.

Finalmente, Adán Augusto López Hernandez, podríamos decir, es el “hermano político” del Presidente. Fundador de MORENA y hoy, convertido en el político con la mayor expectativa para ser candidato presidencial por la cercanía afectiva y de nacencia con López Obrador. A su llegada a la Secretaria de Gobernación, Adán revolucionó el diálogo con la oposición y se fortaleció hacie el interior del morenismo en dos vías: la dirigencia nacional y los gobernadores, cosa que no han logrado hacer ni Claudia ni Marcelo.

Adán tiene el respaldo de los “santones” del morenismo. Es decir, de los puros y es quien más habilidad política está mostrando. Falta tiempo pero la sucesión ya está sintiéndose en los equipos.

SIN CHISTAR …

Sin duda, la corcholata mejor blindada, es la de Adán. El tabasqueño sabrá aceptar la voluntad del respetable.Sabe que está en el camino correcto y que en los próximos dos años puede pasar de todo. El tabasqueño está puesto para ser cabeza de León y también cola de ratón…

Por cierto, el título de esta entrega lo retomo de la expresión acuñada por Ricardo Monreal, quizá sentido por que él no forma parte de ese club de las corcholatas. Pero esa es otra historia. Usted ¿ qué opina ? NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE…

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia