Conecta con nosotros
4 vistas -

Astillero

Dinero e impulso desde EU

Publicada

en

 

  • FINANCIAR CONTRA TREN MAYA ● SOLALINDE SEÑALA NARCOCLERO ● “4T NO LLEGÓ A MIGRACIÓN”

El presidente de México mencionó el intervencionismo de Estados Unidos como uno de los factores que llevaron a declarar la continuidad de la construcción del tramo 5 del Tren Maya como asunto de seguridad nacional.

Son palabras mayores: “Desde la Ciudad de México y diversos puntos del país hay pseudoambientalistas financiados por el gobierno de Estados Unidos y nos promueven estos amparos (…) Entonces (en el gobierno obradorista) se recurre a un procedimiento que establece la ley que es declarar esta obra de seguridad nacional, por muchas razones: porque está interviniendo un gobierno extranjero (el de Estados Unidos)”, entre otros factores (nota de Emir Olivares y Néstor Jiménez: https://bit.ly/3S1akao ; en la página oficial de la Presidencia de la República, inusualmente no estuvo disponible, a la hora de cerrar esta columna, la versión estenográfica de la Mañanera del día).

El señalamiento directo de injerencismo extranjero en asuntos políticos de índole nacional agrega candela a la fase actual de relaciones en ruta de complicación entre México y Estados Unidos, con la consulta en el marco del tratado norteamericano de libre comercio sobre temas energéticos como principal, pero no único tópico difícil.

El señalamiento de Andrés Manuel López Obrador aterrizó en tres personajes: el infaltable Claudio X. González, eje empresarial y electoral de la oposición al presidente tabasqueño; José Ramón Cossío, ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a quien ya en otras ocasiones Palacio Nacional le ha reprochado la presunta participación como impulsor de campañas en pos de amparos judiciales, y Amparo Casar, la directora de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, continuista de la línea de Claudio X. y parte destacada de la cartelera de opinantes preferidos durante sexenios anteriores.

Alejandro Solalinde, sacerdote católico que es director del albergue para migrantes Hermanos en el Camino, considera que, ante los sostenidos hechos de violencia criminal en el país, la Iglesia ha preferido hacer una labor pastoral clientelar, sacramentalista, incluso en algunos casos metida en relaciones indebidas con políticos corruptos y personajes del crimen organizado, una especie de narcoclero.

¿Por qué la jerarquía eclesiástica, el episcopado, no ha ayudado a formar, a educar desde niños?, se preguntó Solalinde y se respondió: porque ha adoctrinado, en lugar de evangelizar; porque en algunos casos se alió con esos poderes delictivos y recibió dinero de ellos, ante obispos omisos o complacientes.

Puso como ejemplo que Federico Vega de la Madrid (Kiko), gobernador panista de 2013 a 2019, en una ocasión entregó seis millones de pesos a cada uno de los obispos de la Diócesis de Tijuana, “para sus chuchulucos”, sin necesidad de comprobar cómo se utilizaría tal dinero. Y, en Guanajuato, parte del clero recibió apoyos económicos del PAN, en medio de la tragedia generada por el crimen organizado, con un fiscal carnal intocado. Todo, con la bendición de no pocos padrecitos y obispos (https://bit.ly/3z9Gsjp ).

Notable, en esa entrevista a Solalinde, la referencia a las extorsiones de migrantes en el país, especialmente en Tamaulipas: “la Cuarta Transformación no ha llegado al Instituto Nacional de Migración”; ahora el tráfico de personas está en el sur y la extorsión en el norte. Afirma el sacerdote que líneas camioneras fungen como virtuales agencias de migración, negando la venta de boletos para transporte foráneo a migrantes, aunque tengan identificación e incluso visas humanitarias, si no muestran el pasaporte, en abierta violación de los derechos humanos.

Y, mientras el coordinador de los diputados del PRI, Rubén Moreira, confirma que Va por México (PAN, PRD y el tricolor) no aprobará en San Lázaro la iniciativa presidencial de reforma electoral, aunque sí participarán en los foros del Parlamento Abierto sobre la materia, ¡hasta mañana!

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia