Conecta con nosotros
2 views

Unis y Más

Diferencias entre esguinces y torceduras

Esta lesión articular que afecta a los ligamentos es fácil de confundir, por eso te damos los puntos necesarios para que aprendas a diferenciarlos. ¡Toma nota!

Publicada

en

193 Visitas

TABASCO.- Se definen  como una lesión articular que afecta a los ligamentos y/o cápsula articular producida por un movimiento forzado (agudo) sin que las superficies articulares pierdan su contacto de modo permanente, se pueden afectar prácticamente todas las articulaciones sin embargo hay algunas cuya función las hace susceptibles mayormente de presentarse siendo estas no necesariamente en orden de frecuencia Se pueden afectar muchas articulaciones: Codo, muñeca dedos columna vertebral (cuello), Tobillo (tal vez la más común) y rodilla. No se tienen estadísticas exactas sobre su presentación ya que muchas de estas suelen al presentarse tal vez no requieran manejo médico.

El mecanismo de lesión común es de manera indirecta con torcedura o distorsión con movimientos forzados de las articulaciones al sobrepasar su límite de amplitud fisiológica es decir se mueven más allá de lo permitido, el diagnóstico es principalmente clínico y se hace a partir de interrogatorio antecedente traumática, dolor localizado, equimosis o hematoma, hinchazón, movimientos articulares anormales. Se clasifica en 3 tipos o grados esto en base al grado I:

1.- Leve +: Desgarro mínimo de fibras ligamentarias, dolor localizado a la presión sin pérdida de la estabilidad. Grado II:

                2- Moderado ++: Desgarro mayor de fibras, rotura parcial más dolor (espontáneo y a la presión) con ligera inestabilidad.

Grado III:

                3.- Grave +++: Desgarro completo del ligamento y apertura de la cápsula articular. Dolor espontáneo leve y vivo a la presión. El ligamento no tiene sujeción y hay inestabilidad.

El diagnóstico diferencial se hará con fracturas en caso de aquellas no desplazadas por lo que las radiografías en proyecciones básicas para cada articulación serán de vital importancia.

Y en casos especiales se podrá recurrir a otros estudios pasando desde ultrasonografía hasta resonancia magnética para casos especiales.

El tratamiento se llevará a cabo en base al grado de lesión iniciando por medios físicos, analgésicos y antiinflamatorios, vendaje elástico, reposo para la articulación, uso de férulas incluso aparatos de fibra de vidrio para inmovilización completa de la articulación, rehabilitación temprana, en casos graves del grado III puede ser necesario manejo quirúrgico para la reparación primaria del ligamento con su consecuente inmovilización y rehabilitación. Es importante saber cuándo se requiere valoración especializado ante una posible lesión mayor dejamos este cuadro que nos permite sintetizar sobre si se trata de una lesión leve o una ruptura mayor que pudiera requerir manejo médico.

Es común se presenten secuelas debido a un mal manejo de una lesión que pudiera haber sido minimizada, por lo que la atención médica especializada como en muchos casos deberá ser siempre una prioridad, me despido de ustedes hasta la próxima.

 

 

Dr. Osvaldo Pardavé González | Cirugía de Mano y Microcirugía reconstructiva      (Colaborador Invitado)

Continuar leyendo
Click para comentar

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia