Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 25, 2021

Samuel amenazó con aventarse.

Centro

Diez horas mirando el abismo

Samuel «G» había sido detenido el lunes, acusado de robo. Fue liberado al día después, pero se quedó a dormir en las oficinas de la SSPyPC. Temía que lo detuvieran.

El hombre se subió, sin que nadie lo viera o se lo impidiera, a una torre de la Comisión Federal de Electricidad, ubicada en el patio de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, en avenida 16 de Septiembre.

Primero subió unos diez metros, pero tan pronto como arribaron al sitio dos ambulancias, una de la Cruz Roja y otra del Sistema Estatal de Urgencias, el hombre comenzó a ascender por la estructura de fierro.

Desde aproximadamente unos veinte metros el individuo estuvo solo, en las alturas, desde las diez y media de la mañana.

Un elemento de la policía subió primero a ofrecerle agua y escuchó la petición del individuo. Se llamaba Samuel «G» y era de origen chiapaneco.

Estaba montado en la torre porque temía que lo detuvieran. El agente le explicó que nadie lo detendría y que podría bajar. Pero Samuel no hizo caso.

Horas más tarde, otro agente escaló la torre, llevando consigo un papel. Cuando estuvieron cerca, el agente le leyó el documento donde en pocas palabras se aseguraba que no había ninguna denuncia en su contra.

El chiapaneco argumentó que el papel no era oficial el papel. El agente tuvo que descender de nuevo y, tras dialogar con sus superiores, volvió a subir con un documento membretado, que entregó al asustado hombre. Habían pasado más de seis horas desde que se trepó a la torre.

QUISO ROBAR El LUNES

La historia de Samuel empieza a ras de tierra, el lunes 21 de junio, cuando en la ranchería Medellín y Pigua, Segunda Sección, rompió la cerradura de una casa y entró con un cuchillo en la mano.

Doña Lucía, la dueña de la casa asaltada, apenas lo vio, reaccionó soltando sus perros. De este modo se puso a salvo. El ladrón huyó de las mascotas con todo y cuchillo, y fue a subirse al techo de la casa.

Los vecinos acudieron a los gritos de auxilio de la señora Lucía y la ayudaron a atrapar al asaltante, que fue entregado a la policía.

AGENTES LO CONVENCEN DE NO TIRARSE

Mientras Samuel seguía trepado arriba, amenazando con tirarse si tenía una orden de detención, doña Lucía arribó a las oficinas de la Secretaría para ratificar su denuncia contra el chiapaneco.

Se mostró extrañada de que Samuel hubiera sido liberado. «No han hecho bien su trabajo», se quejó de quienes detuvieron a Samuel en la ranchería.

También señaló que fue en su casa y no en la calle, donde detuvieron al ladrón, y gracias a los vecinos. Agrego que el individuo no traía arma sino una navaja. Y que más antes, ya había entrado a otro domicilio aparte del suyo, en la misma ranchería solo que en la Tercera Sección.

LO LLEVAN A SU CASA

Después de más de 10 horas de estar trepado en la torre, Samuel decidió bajar gracias al trabajo realizado por los agentes de seguridad. No se tiró al abismo después de contemplarlo todo el santo día.

De inmediato fue subido a una patrulla de tránsito y sacado del patio de la dependencia. Trascendió que el hombre sería llevado a su hogar.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement