Conecta con nosotros

Vivir Bien

Dieta rica en vegetales ayudaría a reducir riesgo de Covid-19: Estudio

Investigadores de Estados Unidos descubrieron que las personas que mantienen hábitos alimenticios saludables, pueden tener un riesgo menor de contraer COVID-19.

Avatar

Publicada

en

Investigadores de Estados Unidos descubrieron que las personas que mantienen hábitos alimenticios saludables, en particular una dieta repleta de frutas y verduras, pueden tener un riesgo algo menor de desarrollar COVID-19, en comparación con los que mantienen dietas poco saludables.

Luego de encuestar a más de 590,000 adultos, los investigadores descubrieron que el riesgo de sufrir casos severos de COVID-19 era un 41 por ciento más bajo entre las personas que consumían dietas ricas en plantas.

“Nueve de cada 10 estadounidenses no están comiendo sus frutas y verduras, por lo que tenemos que mejorar eso”, explica Amy Kimberlain, dietista registrada y educadora certificada y especialista en atención de diabetes (CDCES) con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida.

Los investigadores resaltan que una dieta saludable por sí sola no proporcionará un impulso inmunológico suficiente para prevenir la infección o la enfermedad severa por causa de la COVID-19. Ellos afirman que los resultados indican que una dieta deficiente es uno de los factores sociales y económicos que contribuyen a los riesgos asociados con el coronavirus.

Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista Gut.

A continuación te compartimos sugerencias por parte de Kimberlain con respecto a la alimentación y a los cambios que hay que hacer para llevar una dieta más saludable:

Póngase la meta de que la mitad de sus granos sean enteros. Copos de avena para el desayuno, pasta de trigo integral para el almuerzo y arroz blanco para la cena. La mitad de los granos en ese ejemplo son enteros. Encuentre maneras para incluir granos enteros en lugar de granos refinados. Pruebe un grano nuevo – quinua, farro, alforfón – con tantas para elegir tiene que haber una que le guste y que pueda sustituir un grano refinado por un grano entero.

Haga la mitad de su plato de vegetales no almidonados. Use su plato de comida para todos sus vegetales (y su plato de ensalada para sus granos y su proteína). El punto es que tenemos que comer más vegetales. No es solo por sus vitaminas y sus minerales, pero también por su FIBRA. Experimente. Pruebe un vegetal nuevo de tres maneras distintas. Encuentre la manera que más le gusta comerlo. Y en lugar de enfocarse en los vegetales que ‘no le gustan’, enfóquese en los que sí le gustan. Y siga añadiendo.

Fibra. Encuentre maneras de incluir más fibra. La fibra viene de las plantas y es por eso que el movimiento “coma más plantas” y “basado en las plantas” es tan popular hoy en día. La fibra tiene muchos beneficios. Mientras que todos sabemos que nos ayuda a ir al baño, también ayuda a reducir los niveles de colesterol, a reducir la presión sanguínea, a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, a mantenerle lleno por más tiempo, e incluso puede ayudarle a reducir el riesgo para ciertos tipos de cáncer. Los vegetales, los granos enteros, los frijoles, las nueces y las semillas – trate de incluir más de estos alimentos para así satisfacer su dosis diaria de fibra.

Elimine los alimentos azucarados. Primero, sepa cuanto azúcar añadido está consumiendo en estas bebidas y comience a reducir su consumo con la intención de no tomar bebidas azucaradas del todo. Las recomendaciones de azúcar añadido por día (no solo por parte de las bebidas, pero también las comidas) son 6 cucharaditas al día para las mujeres y los niños y 9 cucharaditas al día para los hombres. Una vez sepamos cuanto estamos añadiendo (en el café o el té) y posiblemente bebiendo, podemos comenzar a reducir.

 

 

Te puede interesar:

¿Por qué se celebra el Día Nacional del Libro?

 

Tabasco Hoy

Salud

¿Es bueno beber agua mientras comemos?

En dietas de adelgazamiento o para consumo habitual es fácil oír que es mejor o no beber agua durante las comidas.

Avatar

Publicada

en

Todos sabemos que el agua es la bebida más recomendable siempre y que es muy importante mantenernos hidratados durante el día, pero esa tradición de tener que beber dos litros de agua sí o sí es falso; la realidad es que la cantidad de agua necesaria para cada persona puede variar un poco.

Es fundamental, aun así, ir bebiendo durante el día para así asegurarnos que nuestro nivel de hidratación es el adecuado y hay que prestar especial atención a la hidratación en los meses de más calor y cuando se realiza deporte o actividades donde se produce mayor sudoración.

Respecto a beber agua durante las comidas hay muchos mitos extendidos, expertos coinciden en que se suele escuchar que «beber agua mientras comemos puede entorpecer la digestión», aunque realmente no hay evidencia científica suficiente para afirmar esto.

Sin embargo indican que esta acción no interfiere con las acciones de las enzimas digestivas como algunos profesionales han llegado a afirmar, aunque sí que puede haber personas a las que se les revuelva un poco el estómago si beben mientras comen. Si es tu caso, expertos recomiendan simplemente opta por beber agua antes o después de las comidas.

Entonces, ¿es o no necesario?

La directora del Centro de Nutrición y Psiconutrición de Barcelona, Júlia Farré, dice que, quien bebe agua mientras come es porque así se lo pide su organismo, pero el mismo motivo tienen aquellos que no necesitan beber porque el agua que contienen los alimentos que ingieren ya les sacia.

No obstante, explica que el agua diluye los jugos gástricos: «Esto puede enlentecer la digestión y da más trabajo a nuestro estómago. Por este motivo, se aconseja beber un vaso de agua entre horas y antes de empezar a comer, de esta manera podremos beber menos durante y después de las comidas».

tabascohoy.com

 

 

Continuar leyendo

Vivir Bien

Comer sanamente trae beneficios en la salud física y emocional

Especialista en nutrición de la UNICEF aseguró que la alimentación saludable en niños, reduce los efectos negativos provocados por la pandemia de COVID-19.

Avatar

Publicada

en

Fiorella Espinosa de Cándido, oficial de Nutrición para Entornos Saludables de Unicef México afirmó que la alimentación saludable entre niñas, niños y adolescentes reduce los efectos negativos provocados por la pandemia de COVID-19, eleva la autoestima y el buen estado emocional de este sector de la población.

Al participar de manera virtual en la conferencia de prensa sobre la situación de la pandemia por COVID-19, la especialista hizo un llamado a evitar el consumo de alimentos procesados que tienen exceso de grasas y azúcares, e incrementar la ingesta de verduras y frutas frescas para reducir el ambiente obesogénico que ha privilegiado el consumo de productos con alto contenido calórico.

Fiorella Espinosa hizo recomendaciones a las familias para que involucren a niñas, niños y adolescentes en la toma de decisiones en cuanto a los platillos a preparar y establecer horarios para el consumo de colaciones saludables entre comidas.

Propuso cocinar y comer en familia, porque facilita involucrar a niñas y niños, se acortan tiempos de preparación y se generan habilidades para el futuro en la población infantil. También hay que hidratarse con agua simple potable en lugar de bebidas azucaradas y comer verduras, frutas y cereales todos los días como base de la alimentación.

Igualmente, hizo hincapié en la lactancia materna durante los seis primeros meses de la o el bebé para garantizar su sana alimentación. Asimismo, sugirió no agregar azúcar ni sal a los alimentos preparados cuando inician la ablactación; de esta forma, su paladar se prepara para recibir productos más saludables.

 

 

Te puede interesar:

Beneficios y propiedades de la acelga para la salud

 

Tabasco Hoy

Continuar leyendo

#AVueloDePájaro

Tendencia