web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Se recomienda usarse bajo estricta supervisión médica y solo en pacientes graves de COVID-19.

Dexametasona podría ocasionar daños a la salud de no administrarse adecuadamente

Alertó que el uso crónico de la dexametasona aumenta el índice de glucosa en la sangre y puede generar diabetes; también incrementa la presión arterial, entre otras cosas de no usarse de forma adecuada.

La catedrática e investigadora, Rosa Amalia Bobadilla de la Escuela Superior de Medicina (ESM), advirtió que si bien la dexametasona ha mostrado su utilidad para reducir la mortalidad de los pacientes graves con COVID-19, podría llegar a ocasionar una infección por virulencia si ésta se administra en etapas temprana o cuando no hay infección,

Asimismo, alertó que el uso crónico de la dexametasona aumenta el índice de glucosa en la sangre y puede generar diabetes; también incrementa la presión arterial, puede favorecer la aparición de úlcera péptica, alteraciones en el sistema nervioso, ansiedad y depresión, entre otros efectos adversos, por lo que no se debe considerar su uso como medicamento profiláctico.

En cuanto a la utilización del paracetamol, indicó que es un fármaco que se ha indicado para aliviar los síntomas de dolores de cabeza y articulaciones, así como la fiebre en pacientes con Covid-19, sin embargo, su administración no debe superar los cinco días.

“Lo ideal es que únicamente se tomen 2 gramos al día (500 miligramos cada 6 horas) paras evitar efectos adversos en la salud”, agregó.

La doctora Bobadilla Lugo refirió que los antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina o el ibuprofeno, se deben usar con moderación, debido a que pueden ocasionar irritación gástrica que, dependiendo del estado previo de la persona, puede generar incluso sangrado gástrico.

Finalmente la doctora Rosa Amalia Bobadilla Lugo hizo hincapié en que la mejor manera de reducir el contagio de SARS-CoV-2 es observar las recomendaciones sanitarias establecidas por las autoridades de salud, así como mantener una alimentación sana rica en frutas y verduras, realizar ejercicio, así como tomar el sol por lo menos 15 minutos al día para mantener estable el nivel de vitamina D en el organismo.

Con información de Excélsior.