Conecta con nosotros
631 vistas -

Sureste

Devora el mar helicóptero al servicio de Pemex

La aeronave se desplomó en la Sonda de Campeche luego de entregar víveres en plataforma petrolera.

Publicada

en

CIUDAD DEL CARMEN. Las aguas del Golfo de México se tragaron ayer un helicóptero al servicio de Pemex junto con sus dos tripulantes.

Se trata del helicóptero con matrícula XA-BNA tipo Bell HT 412 de la empresa Aeroservicios Especializados S.A de C.V. que el jueves 22 de diciembre, a las 22:10 horas, reportó a la Torre de Emer­gencia en Ciudad del Carmen que iba a realizar un amarizaje de emergencia; es decir, que se vio obligada a descender en el mar.

La aeronave abastecía de víve­res a una plataforma de Pemex y cayó al mar y sus dos tripulantes están desaparecidos, revela una tarjeta interna de la Subsecretaría de Transporte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

El piloto su copiloto fueron iden­tificados como Francisco Javier Ná­jera Morales y Miguel Ángel López Hinojosa, respectivamente, via­jaban de regreso a tierra luego de abastecer a la plataforma de Pemex llamada ‘Estabilizado’, que se ubica dentro de la Sonda de Campeche.

De acuerdo con las primeras in­dagatorias, trascendió que el heli­cóptero cayó cerca de la terminal marítima de Cayo Arcas, a 174 kiló­metros de Ciudad del Carmen.

Aunque trascendió que Pemex activó el protocolo de búsqueda y rescate por mar y aire, no hay ras­tros del piloto y copiloto que iban a bordo de la aeronave. Desde las pri­meras horas embarcaciones de em­presas contratistas de Pemex y de la Secretaría de Marina cercanas a la zona iniciaron la búsqueda.

LOCALIZAN RESTOS

A las 23:45 horas trascendió que una embarcación localizó los restos de la aeronave, pero sin localizar a los integrantes de la tripulación, por lo que solicitaron a Pemex acudir a la zona con buzos para realizar labores de búsqueda en aguas profundas.

Los buzos de Pemex empeza­ron labores de búsqueda hasta las cinco de la mañana de ayer viernes, lo que reduce la posibilidad de en­contrar con vida a los tripulantes del helicóptero.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia