Conecta con nosotros

En voz alta

Después del discurso pro mujer, ¿Qué sigue?

Publicada

en

444 Visitas

Detrás de tanto reconocimiento de lo dificil que es ser Mujer, todas vuelven a su realidad, la cual tiene grandes obtaculos en todos los escenarios, donde los feminicidios siguen existiendo, en el ambito laboral están acompañadas del sesgo sexista y de los estereotipos de género, donde el escenario de la brecha salarial, es un fantasma que se vive en todo el mundo y México no es su excepción.

Cabe resaltar que la brecha salarial, es la diferencia en lo que se le paga a dos personas por realizar el mismo trabajo.

Con base en los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, el IMCO estima una brecha salarial de 13.8% en el país, vs. en países como Corea del Sur, Israel y Japón es del 4%, esto quiere decir que en México, una mujer gana en promedio $86 pesos por cada $100 pesos que gana un hombre.

En tanto, si se toman en cuenta los datos para quienes trabajan en el sector formal privado, los números del IMSS dan cuenta de una brecha salarial de género promedio de 12.4 por ciento. Desde hace más de 1 año, en el Senado de la República se aprobo un paquete de reformas a 13 leyes federales para garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres tanto en el sector público como en el privado y empezar a generar un verdadero espacio de equidad para las mujeres.

Pero lamentablemente, esta iniciativa lleva más de 365 días congelada en la Cámara de Diputados de San Lázaro, es decir, para los Diputados Federales no ha sido importante el generar leyes de equidad para las mujeres, pero eso si, el pasado 8 de marzo todos los Diputados publicaron su reconocimiento, preocupación y mortificación por las mujeres quedando tristemente en un discurso y una vulgar demagogia.

Cabe mencionar que este hecho, podría sentar las bases para reconocer el problema y empezar realmente a atenderlo y darle una mejor calidad de vida a las mujeres, quienes han demostrado históricamente su compromiso y esfuerzo por sus familias y su país.

Desde COPARMEX, reconocemos que el pagar lo justo y lo mismo por igual trabajo sin importar el género de la persona, debe ser impresindible para todo empresario, lo demás es sólo una campaña reactiva… y oportunista de nuestros políticos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia