Síguenos

¿Qué estás buscando?

Tabasco

Después de Pellicer, todos los tabasqueños somos de segunda: AMLO

Durante sus vidas, los paisanos coincidieron varias veces, cuando ambos incursionaron en puestos de política y lucha social.

TABASCO.-  Quien introdujo al presidente Andrés Manuel López Obrador en algunos de sus ideales fue su paisano, el llamado Poeta de América, Carlos Pellicer Cámara.

No es que el macuspanense no se deslumbrara con las clases de teoría política impartidas en el aula por los profesores más brillantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM –Octavio Rodríguez Araujo, Enrique González Pedrero, Víctor Flores Olea, Luis Javier Garrido–, pero el reconocido poeta le hizo andar los caminos, escuchar y dialogar con la gente y, en más de una ocasión, darle las mejores lecciones de praxis política, en el breve periodo de 1976, en que el anciano sabio recorrió Tabasco para ser senador de la República.

López Obrador y Pellicer

El primer encuentro entre López Obrador y Pellicer fue en tierras chocas, cuando el actual mandatario estudiaba el nivel medio superior, en el Colegio de Bachilleres de Tabasco plantel número uno. Allí, el poeta dirigía la ampliación del Museo de Antropología, que años después llevaría su nombre en justo homenaje.

Pellicer dormía ahí mismo, junto a las piezas mayas y los trabajos de albañilería, debajo de una escalera, donde tenía acomodados unos cuantos libros sobre Tabasco, su Biblia, una figura tallada en madera de San Francisco de Asís y sus cigarros; cualquiera venía a saludarlo y platicar con él, a pesar de las muchos trabajos impuestos. Así se acercó Andrés Manuel también, que rondaba los diecinueve años. El poeta cumpliría pronto los ochenta de edad.

Un día que estaban solos, el joven le expresó al maestro su deseo de irse a estudiar al Distrito Federal, pero con la preocupación de que los negocios familiares no iban bien, y no serían suficientes para sostenerse allá.

El maestro sabio, que aunque no se lo pidieran, consideraba un deber hacer algo por quien le contara sus penas, no dudó en sugerirle al bachiller que se presentara en la Casa del Estudiante Tabasqueño y dijera que iba de su parte. Esta vez, el poeta no extendió la carta de recomendación que habitualmente firmaba de puño y letra y que era como una especie de salvoconducto para el que la portara. Aún así, Andrés Manuel no tuvo problema en instalarse en la ahora Ciudad de México, para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Después de Pellicer, todos los tabasqueños somos de segunda: AMLO

Durante sus vidas, los paisanos coincidieron varias veces, cuando ambos incursionaron en puestos de política y lucha social. López Obrador describió la relación con el poeta como “espléndida” y de influencia en su “formación profesional y política”.

Incluso, en una entrevista otorgada a Proceso hace casi 20 años, el ahora presidente dijo que “después de Pellicer, todos los tabasqueños somos de segunda”.

Te puede interesar: Carlos Pellicer, el tabasqueño que escribió poesía desde los 12 años

Con información de    Diario Basta!

Tabasco HOY

Te puede interesar

Advertisement