web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
La casa de la ex alcaldesa no tiene movimientos, pero es monitoriada por circuito cerrado.

Desolada y sin guaruras luce la casa de “Chona” Silvan

Crónica: El bunker de una ex alcaldesa soberbia.

JALAPA.- La casa de la ex alcaldesa de Jalapa, Asunción Silván Méndez que se localiza en la calle “José María Pino Suarez” frente al Colegio de Bachiller de la cabecera municipal, luce desolada y sin ningún movimiento visible de personas, al menos es lo que observa; ya no están los cuatro o cinco guaruras que se mantenían vigilando por dentro y por fuera de ese domicilio. Tampoco las camionetotas de lujo que se mantenían estacionadas dentro y fuera de su garaje.

La casa de dos plantas tenía muchos años que lucía con colores de verde y blanco, el año pasado doña Chona Silván y su marido Héctor Cámara Priego la mandaron a pintar y cambiarle de color; me dicen que en el interior también se hicieron unas remodelaciones y climatizaron toda la residencia de dos plantas.

En la casa siempre había gentes en la puerta del garaje y pendientes de lo que sucedía en el exterior, ahora ni las “moscas” se paran por ahí.  Como anécdota les cuento que a pocos días que Asunción Silván recibió su constancia de mayoría de votos ni si quiera había tomado protesta como presidente municipal y ya traía tres guaruras portando visiblemente armas de alto calibre, incluso logramos captar una imagen de uno de ellos con una metralleta fuera de su casa y frente a la prepa, acciones que tanto ha criticado Andrés Manuel López Obrador.

La arrogancia y la soberbia es lo que caracteriza a muchos políticos y funcionarios públicos como la ahora ex edil de Jalapa, Asunción Silván Méndez, pues una vez que están al frente de un cargo se transforman y pierden el piso, aunado a la deshonestidad y la falta de humildad fue la resta de un fracaso de su gobierno.

En el exterior se muestra el sistema de videovigilancia de 8 camaras y una tipo giroscopio de 360° con largo alcance, que es la que tambien pueden manipular desde su telefono para monitorear desde la glorieta de juicios orales hasta la avenida principal.