Conecta con nosotros
100 vistas -

Los rios

Desmorona Frente Frío carreteras en Centla y Balancán

En Balancán un enorme socavón dejó incomunicadas a dos comunidades y en Centla una vía recién arreglada se quebró.

Publicada

en

306 Visitas

El paso del Frente frío 28 por Ta­basco, que se mantuvo estacionado por más de una semana, dejó una estela de daños en carreteras, bor­dos y obras diversas.

Además del hundimiento de un bordo para frenar embates del río Samaria en Cucuyulapa, Cunduacán, el colapso de obras en Tepetitán, Macuspana, y del malecón en Iquinuapa, Jalpa de Méndez, ayer se reportaron da­ños en las carreteras de Centla y Balancán.

 

INCOMUNICADOS EN BALANCÁN

Las constantes lluvias que se re­gistraron de últimos días, provo­caron fuertes corrientales en las zonas bajas que terminaron por formar un socavón en medio de la carretera Tenosique-Mactún- La Cuchilla, por lo que desde la tarde del jueves se detuvo el paso vehicular.

Debido a ello habitantes de Mactún y ‘La Cuchilla’ se ven afec­tados ya que esta carretera los co­munica directamente con Tenosi­que, a donde viajan para hacer sus compras cotidianas.

El tramo colapsado se en­cuentra en el kilómetro 29+200, y de acuerdo con pobladores, al cerrarse el paso todos tendrían que dar la vuelta por Balancán, agregándole unos 120 kilóme­tros más a su recorrido para lle­gar a Tenosique.

La parte afectada fue el des­moronamiento de una tubería de drenaje.

 

AGUANTÓ SÓLO LA ENTREGA

En Centla, el Frente frío 28 ade­más de arrasar con la colonia ‘El Bosque’, también daño la carre­tera que los comunica con la ca­becera municipal de Frontera, la cual no tenía ni un mes de haber sido reparada por la Junta Esta­tal de Caminos.

Las fuertes marejadas cru­zaron de lado a lado este vía de comunicación y comenzaron a romper el asfalto, por lo que es ne­cesario colocar alguna protección con escombros para evitar que el río Grijalva la siga carcomiendo.

La parte afectada se ubica a unos 300 metros antes de llegar a la colonia El Bosque.

 

Con información de Fredy Paredes y Neftalí Ortiz

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia