web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Descubre si tu relación llegó a su final

Identifica cuales son los indicios para terminar con tu pareja y no prolongar el sufrimiento

En toda relación de pareja hay un inicio y un final, aunque esto último es algo que se suele evitar. Sin embargo, por mucho que queramos cerrar los ojos ante ello, ¿cuándo debemos, verdaderamente, cerrar el libro? ¿Sabemos cuándo una relación ha llegado a su fin?

Ten en cuenta que una ruptura amorosa es un momento complicado, pero muy necesario a veces. Antes que vivir una mentira y alargar una relación que no está funcionado, es mejor sincerarse y pasar por este momento.

Existen varias señales que indican que una relación ha llegado a su fin. A continuación, te comentaremos las principales para que las tengas en cuenta a la hora de decidir qué es lo mejor para ti y para esa persona con la que has compartido.

 

FALTA DE AMOR

La primera señal que indica que una relación ha llegado a su fin es la falta de amor o cariño. Cuando no hay afecto, lo más sano es admitirlo y ponerle punto final a la relación. No hay que sentirse culpable, sino asumirlo y buscar la forma de que ambos puedan avanzar.

 

LA CONFIANZA

Otra señal es la falta de confianza. Esto puede parecer obvio, pero en muchos casos puede llegar a olvidarse, cuando se intenta alargar la relación para recuperarla. La sospecha y la incertidumbre generan un gran malestar y promueven un ambiente incómodo para la pareja.

 

TOLERANCIA

Una relación ha llegad a su fin cuando, lo que antes te atraía, ahora ya no lo toleras. Pueden ser detalles sencillos como el aroma de un perfume, el desorden, o cuestiones más complejas, como la relación entre la pareja y sus familiares o amigos. Esto puede provocar confusión para ambos.

 

DIFERENCIAS IRRECONCILIABLES

Las personas podemos cambiar, así como nuestra percepción sobre el mundo y sobre las cosas. El problema es, que cuando esto provoca que ya no vayamos por el mismo camino que nuestra pareja, surgen los problemas, que ambos suelen considerar irremediables.