Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Las funerarías está adquiriendo más ataúdes, ante el aumento de decesos por Covid.

Descartan velorios, pero encarecen 30% la cremación

Pocas funerarias cuentan con equi­pos para este servicio; otras des­cartan ofrecer esta atención.

Las funerarias han tenido que mo­dificar sus medidas para el trata­miento de personas fallecidas por Covid-19, restringiendo el servicio de velación y aumentando las tari­fas de cremación hasta un 30 por ciento, superando en algunos casos los 23 mil 305 pesos.

Además son muy pocas las fu­nerarias que ofrecen este servi­cio, ante la falta de equipamien­to, de preparación y por miedo al contagio.

Los familiares de fallecidas por Covid-19 tienen muy pocas opcio­nes; pueden optar por la inhuma­ción en sepultura o bóveda, con un máximo de 12 horas para velarlo o la cremación con costos que supe­ran los 23 mil 305 pesos, aunque no se permite la velación.

 

SE ENCARECIÓ

“Hace 15 días falleció un conocido y el costo de cremación fue de 16 mil pesos , y ahora me dicen en la funeraria que me cuesta 23 mil”, señaló José Rubén ‘N’, quien afir­ma que su tía falleció de Covi-19.

Por su parte, Francisco Ruiz, ejecutivo de ventas del Recinto Memorial, dijo que están manejando un paquete que incluye el trasla­do y manejo del cuerpo y la crema­ción directa con precio a partir de 23 mil 305 pesos para personas fa­llecidas por Covid-19.

 

POCOS CON EQUIPO

Cabe señalar, que son pocas las fu­nerarias que tienen equipo propio para cremación de cadáveres, por lo que la mayoría subcontrata los servicios del Recinto Memorial o del ISSET, que también cuenta con su propio crematorio.

En el caso del ISSET, de acuerdo a su página de internet, la incinera­ción para derechohabientes cues­ta ocho mil 226.66 pesos, mientras que para el público en general ocho mil 740 pesos con 99 centavos.