web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Descarrilada política energética

Según lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo, la actual Administración está obligada a establecer una política energética soberana, sostenible, baja en emisiones y eficiente para garantizar la accesibilidad, la calidad y la seguridad energética de la nación. Sin embargo, a casi dos años de haber comenzado su gestión, no han podido cumplir con este objetivo, al contrario, lo que han hecho es impulsar una agenda energética basada en principios obsoletos, lo que a su vez ha tenido un severo impacto en nuestra estabilidad económica y finanzas públicas.

Lo vimos hace dos semanas, cuando el Director General de PEMEX, Octavio Romero, fue a comparecer ante la Cámara de Diputados e insistió que PEMEX es una de las empresas globales más rentables. Si esto fuera verdad, ¿por qué sus estados financieros dicen lo contrario? Tan preocupante es este tema, que personalmente asumí, como preguntas parlamentarias, decenas de cuestionamientos que recibí en mis redes sociales, incluyendo una que aclara que es falso que PEMEX entrega más de la mitad de sus ingresos a Hacienda. Aclaré que los impuestos reales que paga la petrolera son sólo del 18%; el truco financiero es que incluyen el IEPS a la gasolina que se traslada, es decir, ese que pagan los consumidores.

Por otro lado, está la Refinería de Dos Bocas, donde nadie sabe que está pasando. Además, de los sobrecostos en su estimación inicial, preocupa que hayan constituido una empresa filial de PEMEX de naturaleza privada para encargarle su construcción, y cuya regulación, debo decir, es sumamente opaca. Dicha empresa, a pesar de formar parte de la Administración Pública se rige por el derecho privado, por lo que no está obligada a dar información sobre los contratos que licite. Con esto les puedo asegurar que la promesa de combatir a la corrupción de la 4T es sólo eso, otra promesa.

Hay que reconocerlo, la política energética del Gobierno de la 4T se ha descarrilado por completo; sin embargo, no es tarde para retomar el rumbo. Nos espera un 2021 muy complicado, pero si trabajamos juntos, abiertos al diálogo y al debate, podemos salir adelante.

Te puede interesar

Advertisement