web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Las organizaciones defensoras de inmigrantes y de derechos humanos exigen justicia para afectadas.

Denuncian que extraen útero a migrantes

La queja se basa en alegatos de una enfermera de un centro de detención que decidió dar a conocer el delito.

GEORGIA.- El Servicio de Inmigra­ción y Aduanas de EU (ICE) se en­cuentra bajo escrutinio tras cono­cerse una serie de acusaciones de presuntas histerectomías y malas condiciones en un centro de deten­ción de inmigrantes.

Un grupo de organizaciones defensoras de los derechos de inmi­grantes en ese país interpuso una queja en contra de una instalación privada bajo supervisión del ICE, en la que le acusan de negligencia médica, no poner en práctica me­didas de seguridad por la pandemia de Covid-19 y de llevar a cabo un al­to número de histerectomías, alre­dedor de 20, sin el consentimiento de las pacientes.

La queja condena las prácticas y condiciones dentro del centro Irwin County Detention Center, en Georgia, y se basa en alegatos de Dawn Wooten, una enfermera em­pleada en el centro que decidió de­nunciarlo públicamente.

Como parte de su queja, intro­ducida ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Se­guridad Nacional (del que depen­de el ICE), Wooten advirtió sobre el alto número de histerectomías llevadas a cabo a mujeres hispano­hablantes detenidas en ese centro.

Dijo que las mujeres le expre­saron que no habían entendido del todo porqué debían someterse a la operación en la que se remueve parcial o totalmente el útero.

 

SISTEMA INHUMANO

La queja también denuncia una “perversa negligencia médica” du­rante la pandemia y argumenta que se les negaba la prueba a algu­nos detenidos sintomáticos y se in­ventaban registros médicos.

“Me convertí en una denun­ciante, ahora soy un blanco”, di­jo Wooten. “Pero estoy dispuesta a ser un blanco”, dijo, en lugar de ser parte de lo que calificó como un sis­tema “inhumano”.

Wooten denunció un compor­tamiento irregular en el centro con respecto a las precauciones de contagio del Covid-19 y dijo que le recortaron horas de trabajo tras haber protestado.