Conecta con nosotros
11 vistas -

La Plataforma

¡Denuncian acoso!

Publicada

en

Denuncia al 9933989844 y [email protected] hotmail.com… Denuncian acoso, maltrato y sustracción de documentos oficiales de parte del Departamento de Recursos Humanos en el Hospital General de Ciudad Pemex, Macuspana, Tabasco, luego que personal de dicho departamento y la jefa misma intimidara a la supervisora de Enfermería para que entregara las listas de asistencia…

Los señalados de este maltrato son el personal de confianza MARCO ANTONIO HERNANDEZ GOMEZ (F-460851), ERVING MARTÍNEZ VALENZUELA (F-624612) y JESICA NURIA ARÉVALO MOGUEL, jefa de Recurso Humanos.

La agraviada, ADRIANA I ELOY MÉNDEZ, supervisora de Enfermería, relata en el acta que a las dieciocho horas del día treinta de junio se encontraba con su compañera la enfermera LETICIA RODRÍGUEZ MIRABAL en la oficina de Jefatura de Enfermería cuando reciben una llamada del subdirector médico, MARÍA ISABEL ISIDRO OLÁN. Le comunicó que personal de Recursos Humanos iría a revisar las listas de asistencias del personal…

Por lo que a la oficina llegaron MARCO ANTONIO HERNÁNDEZ GÓMEZ y ERVING MARTINEZ VALENZUELA, y desde que llegaron mostraron una actitud prepotente y descortés, exigiendo la lista. Ella respondió que estaba en la carpeta color vino…

Estos sujetos tomaron la carpeta y comenzaron a tomarles fotos a los documentos. Al preguntarles por qué lo hacían, respondieron que ellos eran personal de Recursos Humanos y que tenían el derecho de venir a la hora que quisieran a buscar lo que ellos quisieran, a la hora que quisieran. Incluso la intimidaron diciendo que si ella se oponía estaba en riesgo mi trabajo…

Ignoraron todo lo referido por ELOY MÉNDEZ, diciéndoles que deben haber traído un oficio donde indicarían que se apoderarían de los documentos y les tomarían fotos, pues los documentos oficiales contienen datos personales que ella guarda bajo su responsabilidad…

Se excusaron diciendo que irían a trabajar a la oficina de la Subdirección Médica, y salieron llevándose la carpeta. Sin embargo, una llamada a la Subdirección desmintió este hecho, por lo que la agraviada procedió a comunicarse con su representante sindical…Habrá más.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia