Síguenos

¿Qué estás buscando?

JESÚS RAMÍREZ CUEVAS VOCERO PRESIDENCIA.

México

Democracia empieza en el hogar

Y en la escuela, compartiendo tareas, inicia el cambio de hábitos; medios contribuyen siendo más positivos.

LOS CAMBIOS SON A LARGO PLAZO…, Y CULTURALES –Desde su posición como vocero de la Presidencia y ante la llegada de Delfina a la SEP, ¿cree usted que esta Guía Ética pueda fungir como un factor de cambio para esos jóvenes que son el futuro del país?

–Bueno, digamos que los cambios son a largo plazo, y culturales. Si el sistema educativo es básico para eso, para lograr que estas transformaciones sean para muchas generaciones, no se puede decir nunca que no va haber marcha atrás; imagínate el pasado, ya hay el dicho no por ser clásico, pero es cierto, lo que aparece una vez en la historia como tragedia, después aparece como una farsa.

“Sí hay dobles ciclos, pero luego no tienen la misma fuerza; evidentemente queremos que haya un cambio hacia la democracia, hacia la integración pacifica de la sociedad, hacia una sociedad más igualitaria con oportunidades, con mayor cultura, una sociedad donde podamos dedicar las personas, los niños, las mujeres, las niñas, los trabajadores tiempo a la recreación espiritual personal, a la lectura, al ejercicio, a otro tipo de diversidades. Iba a decir entretenimiento, pero no es entretenimiento sino a estímulos culturales; que está bien el entretenimiento y la diversión, pero necesitamos también aprender el lenguaje del arte.

CAPACIDAD DE DESARROLLO

“El arte, finalmente, tiene su propio código, pues a partir de la práctica y del acercamiento y dentro, hay unos códigos para disfrutarlo, porque es eso más que códigos para entenderlos, para disfrutarlo. La cultura es para vivir mejor, el asunto es que un pueblo culto es un pueblo que puede vivir mejor, o que puede disfrutar mejor la vida y puede llevar una mejor convivencia, y claro obviamente producir de una manera mucho más respetuosa a la naturaleza, y que deje a las futuras generaciones capacidad para poder desarrollarse.

“Evidentemente, tenemos que buscar que el cambio sea desde la educación, por eso hay nuevas materias, como vida saludable, que es por primera vez en el sistema educativo se va a hablar de nutrición, de lo que es la alimentación sana, de cuáles son los factores que influencian sobre nuestra personalidad y nuestro desarrollo. A veces se piensa que los alimentos sólo influyen en lo físico, en las células y no, también influyen en la personalidad. Si a un niño le das mucha azúcar, pues vas a estar como pirinola por todos lados, y dices por qué no se duerme; también afecta la dinámica lo que comemos. En fin, el caso está en que la ética, la educación cívica, que están regresando a la escuela como materia es muy importante”.

–¿Por qué cree que se quitaron?

–Se quitaron, porque se había considerado que la filosofía y la ética ya eran accesorios y una sociedad que sólo se dedicaba a la producción de mercancías, para qué necesitas esos temas, para qué necesitas cultura, si lo que necesitas es formación técnica, pero para trabajar. Se ha empobrecido el fin de la vida, el sentido de la vida y por lo tanto también se han empobrecido los estímulos para los niños, para los adolescentes, para los jóvenes, y todo eso va desencadenando y generando situaciones que luego pensamos por qué están ocurriendo lo que está pasando, pues porque no hay opciones para los jóvenes, porque los niños se están formando en la violencia, pero no en la violencia de la calle, de la violencia criminal, sino en la violencia cotidiana al estar expuestos a programas violentos o videojuegos violentos, que prácticamente estimulan la violencia como parte del expertiz (pericia) para ser triunfador.

“Este tipo de situaciones hay que irlas cambiando por la vía de la educación; y la maestra Delfina, tiene una formación como maestra: ha sido docente de clase por muchos años, ha sido muy querida en sus escuelas donde ha estado y bueno va a ser la primera mujer que es secretaria de Educación a nivel federal, y una de las primeras maestras formadas en la Normal de Maestros y con experiencia en el aula. Evidentemente se requieren también conocimientos técnicos y administrativos y de políticas públicas, pero la esencia del proceso educativo sí lo tiene claro y yo creo que sí va ayudar; la Guía Ética, finalmente, en esos nuevos contenidos de las mismas materias, puede servir.

LA 4T, PREOCUPADA POR LAS FAMILIAS

“Nosotros queremos, incluso, que los comités de padres que ahora con ‘La escuela es nuestra’ están teniendo un papel mucho más importante en las escuelas, también retomen la Guía Ética para hacer esta reflexión de tanto de la experiencia que ellos están viviendo como comité de escuela, como la escuela misma de la convivencia entre alumnos y maestros como directivos de padres de familia y también para lle vársela al hogar, porque es muy importante la transformación de la familia.

“Este gobierno está preocupado por las familias, porque hay muchos tipos de familia, porque haya convivencia auténtica humana, que comparta los cuidados, las tareas del hogar que sean compartidas, incluso la secretaria de Gobernación en algún momento habló de la democracia en el hogar, la democracia doméstica, como manera de ir introduciendo la necesidad de cambiar los hábitos para mejorarlos; se agradece que podamos cambiar, pero es en la educación, en la escuela y también en la familia, y algo que no se ha usado y reflexionado mucho pero que es central es en los medios de comunicación, si los medios de comunicación no contribuyen a ese cambio cultural y siguen sólo enarbolando y sólo transmitiendo…”

–¿El amarillismo?

–No… no sólo el amarillismo, el individualismo, todos estos valores que hay están ahí, subyacen, y no van a la construcción también de una narrativa positiva, cuáles son los casos de éxito en la sociedad, no del gobierno; la historia juzga al gobierno, pero la sociedad en materia, revirtiendo la degradación ambiental, revirtiendo el empobrecimiento y la violencia a nivel comunitario, los casos de éxito de producción sustentable, en convivencia con la naturaleza, en fin, proyectos virtuosos que en lugar de destruir a la naturaleza, conviven con ella, y permiten también tener viabilidad económica y capacidad de sobrevivencia de esa manera.

También sería interesante, no sólo que se cuenten los problemas de la sociedad como tales, sino también que hay salidas, que se están construyendo, unas aunque no las conozcamos, tienen décadas haciéndose, porque el cambio que estamos viviendo en México, es la acumulación de muchas experiencias regionales, locales hasta individuales ante la búsqueda de una mejor sociedad que han hecho su vida, su proyecto de vida, y eso va entre más personas, más colectivos sumen, más comunidades se sumen a este proceso más rápido es el cambio, y eso es lo que estamos experimentando en México”. Continuará

Te puede interesar

Advertisement