web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Demandarán a Jair Bolsonaro por “delito contra la salud pública”

Un diputado federal prepara una demanda ante la Fiscalía contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por quitarse el cubrebocas aunque es positivo a COVID-19.

El diputado federal por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Brasil, Marcelo Freixo, anunció el martes que se prepara una demanda ante la Fiscalía contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por un delito contra la salud pública, después de que compareció ante los medios sin cubrebocas, tras hacerse público que dio positivo a COVID-19.

“El presidente ya sabía que estaba contagiado cuando se quitó el cubrebocas durante la entrevista, poniendo deliberadamente la vida de los demás en peligro”, escribió Freixo en su cuenta de Twitter.

El “flagrante crimen” se produjo el martes, cuando Bolsonaro habló ante un reducido número de periodistas para asegurarles que se encontraba “bien” después de dar positivo en la prueba de COVID-19.

“Sólo para que puedas ver mi cara ¿vale?”, dijo Bolsonaro, quitándose la mascarilla. “Estoy bien, tranquilo, gracias a dios. Todo en paz, gracias a todos los que rezaron por mí y me apoyaron”.

“Le deseo una pronta recuperación”, expresó Freixo, pero “va a tener que responder por el crimen que ha cometido, para que pueda entender el valor de la prevención y de los trabajadores de la salud”.

Bolsonaro anunció que tenía COVID-19

Este martes el presidente brasileño reveló que había contraído la enfermedad, después de que mostró síntomas durante el fin de semana. Incluso se realizó una radiografía de pulmón, cuyo resultado ha sido satisfactorio.

Además, el mandatario de extrema derecha señaló que ya está tomando hidroxicloroquina –pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha suspendido los ensayos con este fármaco para tratar la enfermedad– y azomitricina.

Aun con algunos síntomas, como 38 grados de fiebre, Bolsonaro acudió el fin de semana, junto con algunos de sus ministros, a la residencia oficial del embajador de Estados Unidos en Brasil para celebrar el Día de la Independencia de ese país.

La Embajada informó que tanto el representante diplomático, Todd Chapman, como su esposa, Janetta Chapman, dieron negativo a la prueba.

 

Con información de      Proceso