Conecta con nosotros

Astillero

Dedos caídos de opositores

Publicada

en

240 Visitas

 

  • RECHAZAN REFORMAS 4T ● NO TODO ES TIK TOK, SAMUEL ● “AMIGOS” PUBLICITAN: “ADÁN VA”

Luego de la derrota electoral del pasado domingo, expresamente a causa de la presunta injerencia del gobierno federal en el proceso electoral y de la falta de diálogo con los opositores, estos confirmaron ayer que realizarán una especie de huelga de dedos caídos en cuanto a temas constitucionales. No aprobarán, dijeron, ninguna propuesta morenista de adiciones, reformas o modificaciones a la Constitución, y los panistas, priistas o perredistas que presidan comisiones involucradas en las eventuales reformas solo procesarán lo que operativamente sea necesario.

La “moratoria constitucional”, como la han denominado, podría agravar la situación errática en que se mueven esos opositores a partir del fracaso dominical en urnas. Están ejerciendo a priori un abstencionismo (legislativo) que algunos de esos políticos antiobradoristas suelen rechazar en el terreno comicial.

Dado que el presidente de la República ha anunciado que solo pretende del Congreso dos reformas constitucionales más (una, electoral; otra, para formalizar el carácter militar de la Guardia Nacional), desde ahora son rechazadas por los tres partidos opositores sin cuyos votos no pasará nada que requiera mayoría calificada, como es el caso.

Desde luego, falta ver si en esos tres partidos se mantiene la unidad, pues desde ahora hay fuertes jaloneos a causa de los resultados dominicales, con objeciones a los liderazgos de Alejandro Moreno en el PRI y de Marko Cortés en el PAN.

En otro tema: ruda ha sido la confrontación con la realidad que han tenido los tiktokeros Samuel García y Mariana Rodríguez, quienes mediante fórmulas de frivolidad por internet llegaron al po der en Nuevo León, el primero a título de gobernador formal y la segunda de acompañante ejecutiva, con cargo formal en la administración norteña y un proyecto personal en curso que busca hacerla candidata al Senado en 2024 y aspirante a suceder luego a su marido.

El caso de la joven Debanhi Salazar ya había puesto de manifiesto la inexperiencia y fragilidad política de la pareja fosfo-fosfo, pero las graves limitaciones en el suministro de agua en el área metropolitana de Monterrey han llevado a Samuel y Mariana a extremos tragicómicos, cual ha sucedido en reciente conferencia de prensa en que el primero se ha quejado de críticas y ofensas ciudadanas (hasta mentadas de madre, ilustró) hacía él y su esposa.

Cierto es que ningún gobernador tiene facultades de mando en oficinas y dependencias federales, como alegó Samuel con lenguaje verbal y corporal casi de adolescente emberrinchado, pero todos los mandatarios estatales, no solo los de ahora, bien saben que deben enarbolar y defender las causas de sus representados ante las instancias federales, hasta conseguir los mejores resultados posibles.

Ayer mismo, el gobernador que cruzó los brazos a la hora de “explicar” que él no manda en la Comisión Federal de Electricidad ni la Comisión Nacional del Agua, los descruzó en la Ciudad de México al conseguir audiencia en la Secretaría de Gobernación para buscar paliativos a la crisis del agua que se vive en la conurbación norteña antes mencionada. No todo es Tik Tok.

Y, mientras en redes sociales se publicaban fotografías de vehículos en Monterrey, Acapulco, Boca del Río y el puerto de Veracruz, con la leyenda “Adán va”, en promoción, por parte de “amigos”, de la candidatura presidencial del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, ¡hasta el próximo lunes, cuando John Kerry, comisionado del presidente Joe Biden para asuntos del cambio climático (y otros temas no necesariamente ambientales) regresará a la Ciudad de México para reunirse con el presidente López Obrador, luego de una visita a finales de marzo pasado en la que llegó a decir en Palacio Nacional que se instalaría una especie de comité de supervisión de los efectos de la reforma eléctrica, presidido por el embajador Ken Salazar, lo que no fue expresamente aceptado ni finalmente necesario, porque tal reforma no fue aprobada en San Lázaro!

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia