Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

De la lona a las bocas

Varios mascareros a falta de máscaras, hacen cubrebocas de lucha libre.

La emer­gencia sanitaria del coronavirus ha dejado a muchas personas sin tra­bajo, por lo que mucha gente ha buscado a manera de conseguir dinero para subsistir.

Para los mascareros de la lucha libre, la situación no es diferen­te, por lo que varios han decidido cambiar de rubro y hacer cubrebo­cas.

Actualmente, este aditamento es muy utilizado para evitar con­tagiarse de Covid-19, sin embar­go, los cubrebocas deben de ser de preferencia EPI, FFP1, FFP2 y FFP3, aunque otros pueden ayudar en menor medida, de­pendiendo el trabajo que se realice.

De este modo, los que se realizan con telas norma­les no sirven para detener al virus; sin embargo, las mas­carillas artesanales puestas encima de un cubrebocas, pueden ser un bonito acce­sorio.

Ante la baja de venta de más­caras y pedidos para realizarlas, los artesanos de máscaras han co­menzado a realizar modelos de tapabocas enfocados en la lucha libre, los cuales cuentan con dise­ños de diferentes gladiadores.

Dentro de las personas que se han dedicado a hacer es­tos accesorios son el Hijo del Soberano en la Comar­ca Lagunera, hermano del luchador Euforia del CMLL, así como los mascareros Pe­dro Máscaras (en Reynosa), Tigre Cósmico (Veracruz), entre otros, quienes han utilizado el diseño de las máscaras en los cubrebocas.

Además del artista Mask Tla­toani quien realiza su trabajo con diseños propios. El luchador y mascarero Veneno hace este adi­tamento con diseños por encargo, por lo que su trabajo puede ser o no relacionado con la lucha libre.