Conecta con nosotros
1 views

MAÑANERA …CON LUPA

De Bartlett a Murat

Publicada

en

182 Visitas

“Es un buen gobernador, ha hecho un buen trabajo y no descartamos que participe con nosotros en el gobierno más adelante…quien pueda ayudar para seguir impulsando la transformación del país está convocado”.

Así respondió el presidente en su conferencia matutina a la pregunta sobre Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca, quien se encuentra a dos meses de abandonar el cargo.

De esa forma, manifiesta su pragmatismo. Está diciendo que el país y su mejoría se encuentran por encima de antagonismos partidarios; también reafirma lo que ha señalado en muchas ocasiones en el sentido de tener adversarios, no enemigos.

En el caso del aun mandatario priista, AMLO revela que más allá de tratarse de alguien a quien pudiese considerársele enemigo, si ha sido buen gobernante en su estado (netamente turístico), por qué no traerlo a colaborar en ese rubro, ahora a nivel federal –sería la premisa– de López Obrador

Aunque esa eventual designación y lo que ella implica no debería sorprender gran cosa, pues desde el inicio de su sexenio mandó una clara señal o muestra de ese pragmatismo al colocar a Manuel Bartlett al frente de la CFE. Con ese nombramiento, el presidente decía a sus detractores que si alguien, así pudiese verse como enemigo, era capaz de ayudarlo en su tarea de transformar al país (en este caso rescatar al sector eléctrico), no vacilaría en sumarlo a su equipo.

Así entonces, reitera y comprueba en los hechos, que NO es un hombre de rencores y como lo señala constantemente, no es su fuerte la venganza.

Extraña que, a cuatro años de su gestión, muchos “politólogos” que se creen expertos, no descifren esos mensajes.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia