web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El uso de mascarillas ya es obligatorio en varios estados de la república.

De acuerdo a estudio el uso de cubrebocas podría reducir hasta en un 40% los contagios por Covid-19

Después de que la ciudad de Jena se convirtiera en una de las primeras en adoptar máscaras en el transporte público y tiendas el 6 de abril, los casos de nuevas infecciones en el municipio de 108 mil habitantes casi desaparecieron.

Los cubrebocas podrían reducir la tasa de aumento de contagios de coronavirus hasta 40 por ciento, según investigadores que estudiaron la experiencia de lugares en Alemania que promovían su uso.

Después de que la ciudad de Jena se convirtiera en una de las primeras en adoptar máscaras en el transporte público y tiendas el 6 de abril, los casos de nuevas infecciones en el municipio de 108 mil habitantes casi desaparecieron.

La mayor parte del estado circundante de Turingia y en otros lugares de Alemania solo adoptaron la política de uso de barbijos días o semanas después, y los contagios en muchas de esas áreas continuaron propagándose, según un estudio del Instituto de Economía Laboral en Bonn.

Los investigadores compararon la trayectoria de Jena, antes y después del 6 de abril, con la de una muestra media ponderada de personas de otros pueblos y ciudades alemanas con demografía, sistemas sanitarios locales y niveles de COVID-19 similares anteriores al 6 de abril.

Después de que Jena introdujese máscaras generalizadas, las nuevas infecciones confirmadas fueron 25 por ciento más bajas que en el grupo de control. Ese tipo de impacto pareció ser aún mayor cuando los autores analizaron la experiencia de las mayores ciudades de Alemania.

Los cubrebocas parecen ser un método muy rentable para frenar la propagación del coronavirus, añadieron los autores, entre los que figuran Klaus Waelde, de la Universidad de Mainz.

El artículo parece ser el primer análisis que proporciona evidencia de campo sobre el potencial de estos aditamentos para frenar la propagación de COVID-19, indicaron los autores.

Las conclusiones podrían ser diferentes en otros países o cuando se examinan diferentes tipos de máscaras, aseveraron los autores, que hicieron un llamamiento para más investigación sobre el tema.

También expusieron que el estudio incluía varios tipos de barbijos, ya que las regiones alemanas no requerían un tipo específico.

Con información de El Financiero.