Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 26, 2021

Columnistas

David no está “muerto”…

Como ya estará usted enterado, AMLO decidió “cortar por lo sano’ al dejar sin chamba a David León Romero, a quien había confiado la empresa distribuidora de medicamentos del Estado, Bimex. Era (es) uno de sus mejores soldados y fue sacrificado para salvar la honra de la 4T. Claro está, sin embargo, que el asunto no queda ahí. Todavía falta su “estate quieto” a Pío López Obrador, el hermano “buena onda” que junto con David, “el atleta”, habrían recogido el “diezmo” entre sus cuates para financiar una campaña en Chiapas, allá por 2015. David y Pío – o Pío y David – se han puesto a las órdenes de la FGR para que se investigue el caso y, de ser necesario, recibir la sanción correspondiente. Todo esto por “recomendación” del propio Presidente quien busca a toda costa mantener su imagen de incorruptible y ha dicho que para tener autoridad política hay que tener autoridad moral. Hasta ahí las cosas si de política pura hablamos, pero se me ocurre pensar – como lo narra la Biblia -, que David era (es) un consentido del rey, en este caso AMLO y por lo mismo algún día tendrá que ser “reivindicado”. Lo tomó como escudero. Es decir, como zar de Protección Civil Nacional. Un pasaje muy ilustrativo – se me antoja – cuando los soldados del rey (digamos que de la 4T ) se tuvieron que ver las caras con los filisteos ( los conservadores ) en donde se encontraba un gigante llamado Goliat ( ¿Salinas? ) que junto con Fox, Calderón y Peña se “pitorreaban” de la guerra contra la corrupción y la impunidad. Y Goliat (Salinas ) retó a un israelita ( un morenista, pues) , para pelear contra él. Todos se atemorizaron, pero David convenció al rey para salir al frente. Tomó su cayado de Pastor y puso en el zurrón cinco guijarros del torrente y, con la honda en la mano, salió al encuentro de Goliat. (Salinas y su banda prianista). Le restalló un trallazo en el aire y Goliat cayó despíomado. Conclusión : Con todo y que AMLO (el rey ) supo 5 días antes lo que se gestaba en contra la 4T, bajo el instrumento de un lacayo, (léase LORET DE MOLA), dejó correr el caso para “vacunarse” contra cualquier resquicio de impunidad, pues el ejemplo es vital para lo que sigue: ¡JUICIO A LOS PRESIDENTES!

Te puede interesar

Advertisement