web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Una de las líneas de investigación del asesinato de los tres choferes podría estar relacionado con el servicio que prestan a grupos criminales de la zona, para el trasiego de droga y otros actos ilícitos.

Dan a taxistas triple viaje…  al más allá

Los tres choferes de Comalcalco estaban con las manos atadas a la espalda y con tiros de gracia.

COMALCALCO.- Con el tiro de gracia en la cabeza y manos atadas a la espalda fueron localizados los cuerpos de tres taxistas en las inme­diaciones de la tercera sección de la ranchería Zapotal, durante la ma­drugada del pasado fin de semana, al menos una de las víctimas podría estar involucrada con grupos crimi­nales de la zona.

Fue una llamada de lugareños del sector ‘La Pulga’, quienes dieron aviso a la policía municipal de las tres víctimas que yacían en un ca­mino secundario, reporte que se re­gistró minutos antes de las tres de la mañana del domingo, derivando en un despliegue de las fuerzas del or­den en la comuna.

Las personas ejecutadas fue­ron identificadas como Vicente ‘N’ alias ‘El Chente Zorra’, Fernando ‘N’ alias ‘El Gallina’ y la tercera víc­tima conocida en la comuna como ‘El Querubín’, quienes se desempe­ñaban como conductores del servi­cio público colectivo del municipio, mismos que fueron levantados la noche del pasado sábado.

 

TIRADOS EN UN CAMINO

Las dos primeras víctimas fueron dejadas juntas a un costado del sendero, con las manos atadas a la espalda con una cuerda y al me­nos dos impactos disparados por un arma de fuego, mientras que el tercer taxista fue dejado frente al portón de una vivienda bajo las mismas circunstancias, además de contusiones en los brazos.

En la escena del crimen se pre­sentó una mujer, que logró identi­ficar a uno de los fallecidos como Vicente, quien dijo era su esposo y chofer de taxi, de igual manera co­mentó que el resto de los ejecuta­dos eran compañero de oficio de su pareja, desconociendo los motivos del porqué fueron ultimados.

Fuentes consultadas no des­cartan que el triple homicidio obe­dezca a vendettas de grupos crimi­nales que operan en la zona y que disputan el trasiego de droga, pues trasciende el uso de unidades del servicio público de este tipo, por delincuentes para la movilidad de enervantes y actos ilícitos.