web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

¡Cuidado al bolearse los zapatos! Denuncian nueva modalidad de extorsión

Ante la negativa del cliente, rápidamente empiezan a llegar más boleros, rodeando a la víctima, a quien, con palabras altisonantes, amedrentan y amenazan con golpear.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México reportaron la detención de cinco sujetos, tres de ellos menores de edad, luego de una denuncia ciudadana.

De acuerdo la información de la dependencia, los hechos sucedieron en los alrededores de la Alameda cuando varias personas se acercaron a los agentes de la zona solicitando su intervención ante la agresión de un grupo de jóvenes.

Al darse a conocer la noticia en redes sociales, cientos de usuarios de la plataforma Facebook dijeron haber sido víctimas en hechos similares, revelando el modus operandi de los sujetos que se hacen pasar por boleros.

El primer acercamiento con la víctima es mediante la táctica de la empatía, el presunto bolero ofrece sus servicios a un costo de treinta pesos. Con el argumento de no tener recursos, inventan una necesidad, que puede ir desde mantener a hijos recién nacidos o padres enfermos, con esto se ganan la simpatía del ciudadano, por lo que éste accede a dejarse realizar el servicio de limpieza de calzado.

Una vez que se ha concluido el trabajo, el ciudadano desembolsa los treinta pesos acordados por la ‘boleada’, el presunto delincuente se dice sorprendido y empieza a exigir más dinero, argumentando que los treinta pesos son por cada lado del zapato y que debido a que cada uno trae cuatro lados, la suma a pagar asciende a 240 pesos.

Ante la negativa del cliente, rápidamente empiezan a llegar más boleros, rodeando a la víctima, a quien, con palabras altisonantes, amedrentan y amenazan con ser golpeados.

Si a pesar de esto el ciudadano se rehúsa y externa su intención de llamar a la policía, aparece una mujer que dice haber sido objeto de tocamientos, por lo que de llegar la autoridad saldría más perjudicado al ser acusado de abuso sexual.

Como resultado de la denuncia, la policía canalizó ante el juez cívico a los cinco presuntos responsables.