Connect with us

Hola, que estas buscando?

Los tiraron a unos estanques.

Cunduacán

Cuerpos desmembrados flotan en dos tambores

Se trata de un hombre y una mujer. El recipiente donde los metieron fue sellado con cemento para que se hundiera en dos pozas de la localidad.

CUNDUACÁN, Tabasco.- El «tambo» de color azul parecía de lejos un pájaro en medio de la poza conocida como «Los soberanos».

A nadie hubiera extrañado ver aquel cilindro de 200 metros que la gente en el ejido San Benito La Bolsa usaba como depósito de agua o bote de basura, cuando ya estaba todo roto.

Pero aún seguían siendo noticia fresca los hechos ocurridos dos semanas atrás, cuando los vecinos del ejido Tierra y Libertad encontraron en una poza un tambo que contenía los restos humanos de un hombre que había sido cortado en partes.

Nadie aquel ejido habría descubierto que al fondo de su estanque yacían los restos de un desconocido, atrapados en concreto. Pero el tambor surdió y lentamente alcanzó la superficie.

No faltó quien pasara por la poza y sintiera un hedor repugnante, por más que aquel curioso buscara y rebuscara en el suelo, no encontraba al animal descompuesto.

El misterio quedó resuelto cuando varios ejidatarios decidieron fracturar aquel recipiente de plástico, depositado en la orilla.

Cuando confirmaron sus sospechas y dieron aviso a la policía.

La noticia del entambado en la poza de Tierra y Libertad corrió como reguero de pólvora por todo Cunduacán.

OTRO TAMBO EN OTRA POZA

Ver el tambo azul flotando tranquilamente en medio de la poza daba escalofríos. En la orilla de la laguna se habían congregado todos los vecinos del Ejido San Benito La Bolsa.

De lejos de miraba que no era fácil jalarlo de la cuerda amarilla a la que lo habían amarrado, y no faltó la voz que comprendiera lo que vendría con un «Ay, Dios mío, Santo».

Conforme se acercaba el objeto pesado aumentaba la intensidad de un olor fétido, de carne echada a perder. El olor salía por algunas de las grietas que tenía el plástico.

IDENTIFICAN LOS RESTOS

Ya al anochecer arribó al ejido San Benito La Bolsa la Fiscalía General del Estado de Tabasco y acordonó el área.

El recipiente estaba también rellenado de cemento, como el del ejido Tierra y Libertad, con la intención de que se hundiera. La confirmación de que sí había otro cuerpo pero se trataba de los restos de una mujer los dejó más perplejos.

Horas después, bajo un cuidadoso trabajo de investigación, los agentes de la Fiscalía lograrían identificar a la segunda víctima.

Se trataba de Yesenia «N», reportada como desaparecida el 5 de mayo pasado. Paradójicamente, fue identificada por una seña que no aparecía en su Cédula de Persona Desaparecida: usaba «brackets».

FÉLIX NOLASCO
GRUPO CANTÓN

 

 

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement