Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

¿Cuánto tiempo le queda a Alejandro Svarch al frente de la Cofepris?

“La verdad jamás daña una causa que es justa”: Mahatma Gandhi.

¿Qué pensaría el exabogado, con respecto a que su natal India, ya rompió récord de contagios por Covid-19 tras confirmarse 115 mil 736 casos de la pandemia recientemente?

Lo curioso para nosotros queridos lectores, lectoras y lecteres (hay que usar lenguaje incluyente), es la reciente noticia por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) a cargo del médico principiante Alejandro Svarch, de que autoriza el uso de emergencia de la vacuna Covaxin, desarrollada por la farmacéutica Bharat Biotech International Limited, en la India. Esperemos los resultados de este fármaco en nuestro país puedan ser más favorables que en su tierra natal.

El asunto aquí –y no es cualquier asunto– es saber ¿cuáles serán los criterios para que el famoso Comité de Moléculas Nuevas de la Cofepris dé opiniones favorables? Y es que las malas y viperinas lenguas aseguran que ante la lamentable salida del doctor Alonso Novelo (gente de todas las confianzas del presidente Andrés Manuel López Obrador), el comisionado Svarch Pérez, conduce la Comisión como aquellas reuniones de practicantes de medicina en la Universidad Anáhuac (el que entendió, entendió).

¿Tendrá conocimiento el “recomendado” (Svarch) de Hugo López-Gatell, que la Comisión que dirige maneja el 10 por ciento del PIB del país? En opinión de este columnista, lo dudo mucho, por el bien de las y los mexicanos. Espero equivocarme.

Mediante un ejercicio aritmético y de reflexión, imaginemos: un médico de 32 años de edad, con diplomados y especialidades, pero poca o casi nula experiencia administrativa y política ¿podrá defender con la sapiencia y la entereza que dan la práctica y la experiencia los intereses del Estado?

POST-IT. Vale la pena recapitular lo registrado en “la Mañanera” del miércoles. Nos referimos al hecho de cómo ante un comentario Presidencial, López Gatell y Robledo se sonrojaron como la grana. Detalle al que más de un observador dieron diferentes matices. No faltó quien, en el caso de López Gatell, lo vieron como una muestra del “desgaste” en su relación con su jefe inmediato. En cambio en el caso del titular del IMSS, Zoé Robledo, dicen que más que abochornarse o sentirse “regañado”, le permitió mostrarse más natural… sin amilanarse.

Habrá que recordar: “El diablo está en los detalles”. Será que Robledo Aburto empieza a calentar motores y no para las elecciones 2024 en Chiapas, si no para ocupar el despacho principal del antiguo edificio alado de la Torre BBVA en Paseo de la Reforma. Y ante este escenario, ¿cuánto tiempo creen le quedaría a Alejandro Svarch al frente del timón del barco llamado Cofepris?

Envía tu opinión
[email protected]

Te puede interesar

Columnistas

Advertisement