Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Cuando esto pase…

SEGUNDA PARTE

Comentamos en nuestra entrega de la semana pasada que muchas cosas deberán cambiar en el mundo después de esta pandemia de Covid-19 y desde luego en México; desde la adecuación de leyes de salud, penales, económicas, de movilidad y laborales, hasta priorizar presupuestalmente los sistemas hospitalarios, con existencias incluso sobradas de cuanto equipo y accesorios médicos de protección se requiera para el tratamiento de infecciones virales con el mayor inventario posible conservando la debida caducidad de diversos medicamentos, especialmente los que hoy escasean, pasando también por la vigilancia del cumplimiento del artículo 20 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, que ordena a las empresas separar anualmente cinco por ciento, como mínimo, de las utilidades netas a fin de constituir un fondo de reserva para enfrentar emergencias.

Ahora bien y de enorme importancia cuando esto pase, las autoridades sanitarias y educativas deberán reforzar o mejor dicho, crear una cultura colectiva de la salud personal porque, lamentablemente, sólo una pequeña porción poblacional observa hábitos de higiene adecuados, el resto, incluso en estratos con nivel académico y económico alto, tosen o estornudan sin el menor cuidado o la debida etiqueta sanitaria sin importar estar rodeado de personas, muchos escupen en plena vía pública, el lavado de manos es escaso e inadecuado y ya ni se diga en muchos restaurantes, panificadoras, tortillerías y enormidad de vendedores ambulantes de alimentos cuyo altísima incidencia de contagio debería ser objeto de inmediata atención. Ya se dijo: lavarse correctamente las manos, toser y estornudar tapándose boca y nariz, son medidas sencillas pero altamente eficientes para mitigar notablemente no sólo el coronavirus (Covid-19) sino cualquier otro de tipo respiratorio.

El contacto físico desde luego, habrá de restringirse en tanto no exista una cura o la vacuna que lo prevenga, obviamente eso no puede ser imposición de la autoridad sino de propia voluntad, el distanciamiento social sería fundamental en busca de erradicar o reducir considerablemente la peligrosidad del virus…

Te puede interesar

Advertisement