web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Centla

Cruzan la carretera ¡en cayucos!

Perdieron sus casas, mobiliario y hasta parte de sus predios por deslaves del río Usumacinta, ahora están solos y olvidados, el boquete se convirtió en un canal de agua.

CENTLA.- Las fuertes corrientes que provocaron un vado por el desbordamiento del río Usumacinta, que rebasó la carretera interestatal Frontera-Jonuta, por el kilómetro 50 a la altura de la comunidad de Chichicastle, primera y segunda sección, desde hace dos meses se encuentra incomunicada, por lo que unas siete mil familias de cuatro comunidades de Centla y al menos tres más de Jonuta, tiene que transbordar en cayuco para tomar el transporte público.

“TAMBIEN SE LLEVÓ MI CASA”

Don Gustavo Notario, que tiene su vivienda a un costado de donde se formó esta canal, señaló que desde que comenzó a subir el nivel del rio Usumacinta en el mes de noviembre del año pasado, al agua cruzó la carretera y por la fuerte corriente se llevó el asfalto, formando prácticamente un rio

que pasada por la orilla de su casa y a punto estuvo de tirarla, pero la corriente se llevó sus pertenecías, dejando incomunicado a las comunidades de Chichicastle primera, segunda y tercera sección, “Hablan los Hechos”, así como “San José” y “Pino Suárez”, de Jonuta.

CRUZAN EL SOCAVÓN EN CAYUCO

La gente que tienen que viajar a la ciudad de Frontera a Jonuta o viceversa, así como de las comunidades que por aquí se encuentran, ha tenido desde hace más de dos meses que trasbordar las unidades de transporte público en el llegar al vado, cruzando en cayucos, donde le tiene que pagar a la persona que les hace el favor de cruzarlos de un lado a otro, pues el canal que se formó tiene un ancho de 50 metros y una profundidad de dos metros y medio.

Como hasta la fecha ninguna autoridad ha llegado para ver que esta pasando y como pueden apoyar para restablecer el paso, aunque sea de un carril, ciudadanos de las tres comunidades de Centla, así como de San José y Pino Suárez de Jonuta, desde hace tres días han estado tratando de formar un camino con asfalto de una parte de la carretera y costales de arena, donde ya se puede pasar caminado, pero aún se tiene que mojar los zapatos, por eso es que algunos prefieren utilizar el cayuco.

DOS MESES INCOMUNICADOS

Don Gustavo, dijo que es necesario que se les apoyo con camionadas de escombros y luego tierra para poder, cuando menos, habilitar un carril y puedan pasar los vehículos, pues ya van dos meses que están esperando que alguna autoridad llegue, pues los responsables de reparar esta carretera interestatal, de los daños que provocaron las inundaciones, es la Comisión Nacional del Agua (CNA), Secretaria de Comunicación y Transporte (CNT) del estado y la Junta Estatal de Caminos (JEC), pero no han aparecido.

 

Te puede interesar

Advertisement

ENCUESTA