Conecta con nosotros
1 vistas -

En voz alta

Crisis con más ingresos por petróleo

Publicada

en

La agitada situación económica global y las innumerables “sanciones” contra Rusia –con tremendo efecto búmeran para los propios países que las han aplicado– impulsan los precios petroleros internacionales hasta niveles no registrados en una década.

Algunas naciones sufren por este impulso, pero para otros, como en el caso mexicano, se traduce en ingresos extraordinarios que amplían el margen de maniobra en la tempestad.

En días pasados, el presidente López Obrador detalló que “afortunadamente no se ha caído la recaudación y nos está ayudando lo del incremento en el precio del petróleo, porque, aun cuando ese excedente se está destinando una parte para que no aumenten (el precio de) las gasolinas, el diésel, los energéticos, todavía nos queda ahí una cantidad de recursos. El petróleo (mexicano) está, en promedio, en 110 dólares el barril (de exportación); entonces, nosotros calculamos que este año sólo por la venta de petróleo vamos a tener alrededor de un billón 300 mil millones de pesos.

¿Cuánto significa esto? Pues como el 20 por ciento del presupuesto nacional (para 2022).

De acuerdo con la estadística de Petróleos Mexicanos, en el primer cuatrimestre del presente año el ingreso por exportación de crudo sumó 10 mil 186 millones de dólares, monto 53.8 por ciento mayor al registrado en igual periodo de 2021 y 112.4 por ciento por arriba del obtenido en el lapso respectivo de 2020.

En los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) para el presente año se fija en 55.10 dólares el precio promedio del barril mexicano de exportación, de tal suerte que ahora la cotización del oro negro mexicano duplica la estimación original, lo que da idea del amplio margen de maniobra que ello implica y el creciente ingreso excedente.

De hecho, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados reporta que entre la variación anual que se registra y el promedio establecido en los CGPE existe un mar de diferencia: al cierre del 17 de junio pasado, el precio de la mezcla mexicana de exportación fue de 97.12 dólares por barril, 42.02 dólares (76.26 por ciento) por arriba de lo aprobado por los inquilinos de San Lázaro para el presente año.

Ahora la situación es inversa: desde el inicio del conflicto bélico en Ucrania, y tras el cúmulo de sanciones impuestas a Rusia, el precio del barril mexicano de exportación se ha incrementado en alrededor de 30 por ciento.

En el detalle, vale mencionar que 2021 cerró con una cotización promedio de 66.33 dólares; en el primer mes de 2022 se incrementó a 77.55, y el día previo al estallido del conflicto bélico en Ucrania el precio se fijó en 85.55 dólares, y de ahí para arriba. El nivel más alto hasta ahora alcanzado (10 de junio pasado) ha sido de 115.20 dólares.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia