Síguenos

¿Qué estás buscando?

En el lugar donde se encontró el carrito se montó un fuerte operativo policiaco.

Seguridad

Criminales la dejaron en un carrito de súper

Descubren en pleno centro turístico el cuerpo de una mujer con golpes y desmembrado.

BENITO JUÁREZ, QUINTANA ROO.- La brisa marina movía los cables colgados de la ciudad y arrastraba los deshechos que du­rante el día anterior los caribeños habían producido.

La mañana del jueves 10 de di­ciembre, a unas semanas de aca­bar el año de la pandemia, un jefe de familia tenía la fortuna de de­sayunar con los suyos oyendo las noticias que daban por el radio. Otro lugareño se cabeceaba en su trabajo por la microposada que habían realizado en su trabajo la víspera.

Menos afortunado que el se­ñor que merendaba con su mujer e hijos o con el que se cabeceaba deseando curarse la resaca, un transeúnte caminaba por las ca­lles principales del centro turís­tico.

Iba viendo cómo el viento ma­tinal sacudía los cables suspendi­dos en la ciudad, a veces bajaba la vista y veía como ese mismo aire arrastraba la basura. En suma, nuestro personaje no tenía nada que hacer más que disfrutar el momento.

Para su infortunio, cuando sus pies lo condujeron a la calle 4, en­tre las avenidas 35 y 40, se quedó parado, viendo extrañado lo que tenía enfrente.

Era un simple carrito de com­pras, de esos que dan el súper sino quieres cargar los alimentos. Pero ver esa caja anaranjada de rueditas lejos de su elemento, lo sorprendió.

Miró a un lado y a otro pensan­do que algún recogedor de cartón anduviera pepenado en plena vía. Pero no vio a nadie.

Se acercó cuateloso. El carrito traía una placa del supermercado donde lo habían sacado o proba­blemente robado.

Una lona color amarilla cubría parte de su carga. El transeúnte no pudo evitarlo y levantó el en­voltorio. La piel se le enchinó de lo que vio.

Dentro de esa estructura de apenas un metro de frente por medio de alto estaba un cuerpo humano sin vida.

FUE GOLPEADA Y DESCUARTIZADA

Agentes de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo acordo­naron el área. Con base a los pri­meros datos, el cuerpo de la víc­tima envuelto en una bolsa negra correspondía al de una mujer.

Los pies de la víctima salían de las dimensiones del carrito, pero nadie se había percatado del ha­llazgo porque estaba cubierto con una lona.

La persona desconocida pre­sentaba signos de haber sido gol­peada y torturada hasta quitarle la vida. Los asesinos para poder meterla allí tuvieron que des­membrarla.

De acuerdo a la descripción le­vantada por los peritos, la mujer vestía una blusa blanca de flores con mariposas y un pantalón azul de mezclilla. Entre sus datos ge­nerales está que traía el cabello lacio y largo.

Cuando los peritos del Seme­fo levantaron el cadáver, el tran­seúnte que había descubierto el cuerpo y dado aviso a la policía, seguía pensando en la sangre que goteaba del carrito.

Te puede interesar

Advertisement