web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Personas afuera de un montepío observa los objetos que se rematan luego que los pignorantes no pudieron refrendar.

Crece compra de TV y celulares en casas de empeño

Debido a que el arranque del ciclo escolar se­rá virtual, paterfamilias se apresuran a adquirir los aparatos electrónicos para las clases.

Ante la crisis por la pandemia, la escasez de recursos y el regreso a clases de manera virtual, los pa­dres de familia buscan en las ca­sas de empeño celulares, laptops y televisiones, en buen estado y a precios accesibles.

A medida que se va acercan­do el arranque del ciclo escolar 2020-2021, el 24 de agosto, en donde estos aparatos electróni­cos serán indispensables para las clases en línea, las operaciones de venta de estos artículos en las casas de empeño han aumentado.

“Las ventas de computadoras, pantallas, teléfonos celulares, y todo lo relacionado con el trabajo en casa y las clases virtuales, su­bieron entre 20 o 30% en compa­ración con el año pasado”, refirió Alejandra Galmiche, empleada de Realice Empeños y Más.

Explicó que la gente que com­pra estos artículos es porque los necesita y no cuentan con recur­sos suficientes para comprar uno nuevo, aunque la mayoría son se­mi nuevos, están en buen estado y a un mejor precio.

“Muchos están aprovechando que no van a comprar uniformes o zapatos escolares, para com­prar aparatos electrónicos para el regreso a clases virtual, por ejem­plo, una laptop que cuesta nueva 15 o 20 mil pesos, aquí la encuen­tras en 4 o 5 mil pesos, lo mismo con los celulares pueden costar entre mil 500 y 5 mil pesos”, ex­plicó la encargada.

Por su parte, Adriana López, empleada de Megaempeños, se­ñaló, que cuentan con artículos electrónicos en venta, pues fue a partir de los primeros días de ju­lio, cuando reanudaron operacio­nes después de la cuarentena.

“Ahorita en el caso de noso­tros, sólo tenemos en venta equi­pos celulares, las televisiones y laptops, se agotaron, a como van llegando se van vendiendo”, ex­plicó la empleada.