Connect with us

Hola, que estas buscando?

octubre 19, 2021

Columnistas

Covid, sin escala…

LA PESADILLA NO HA TERMINADO. EL VIRUS DEL COVID-19 NOS SIGUE ACECHANDO, MIENTRAS QUE DEL PÁNICO HEMOS PASADO AL “VALEMADRISMO”…

Esto que les platico, no es ficción tropical. Es uno de los tantos pasajes dolorosos que retrata el paso voraz del SARS-CoV-2. El mundo, aún con el “acelerado” proceso de inmunización, enfrenta la incertidumbre de las “agresivas” variantes del Covid-19, particularmente la denominada Delta, registrada esta semana en Nuevo León.

La irresponsabilidad ciudadana equivale a lo que ahora mismo se vislumbra en Tabasco, es decir, retroceder en la semaforización para, como tragedia, justamente hace un año, estar en rojo, porque de ese color está la cosa. Rojo como para quemarse.

Es triste, pues pese al encomiable esfuerzo de la vacunación en Tabasco (es uno de los estados modelos) y al rápido “aprendizaje” de los hombres de la salud, el virus está por doquier, librando una batalla de resistencia contra la neurosis social del tabasqueño, cuyo caracter selvático y atrabiliario, lo reta lo mismo en transporte que en las oficinas públicas.

Tenía razón Graham Green cuando escribió que el tabasqueño no tiene ni miedo a la muerte, ni miedo a la ley. Empero, el común de las personas que se han vacunado, en su mayoría, no quieren entender que ningún biológico evitará el contagio. Y caminan seguros, hacen fiestas, viajan, se placean porque “ya estoy vacunado”.

En el Centro y Norte del país, ya se han registrado casos de muertes de personas aún con ambas dosis de Pfizer y Astra Zeneca; aún con la unidosis de la CansinoBio y aún aquellos que solo han sido inmunizados parcialmente. Parece que la exitosa campaña de vacunación del Gobierno Federal, y del Estatal, se podría estar enviando sin escala a la basura.

La reconversión hospitalaria deberá esperar. Dios quiera que no, pero lo inminente parece estar a la vuelta de dos semanas.

TABASCO EN LA CUERDA FLOJA…

De seguir la indisciplina ciudadana y los contagios a la alta, el gobernador Adan Augusto López habrá de endurecer las medidas sanitarias, aun a costa de la economía. Una decisión dolorosa, pero necesaria.

Platicaba con un epidemiólogo de la Ciudad de México; un hombre que trabajó de cerca para combatir a la “Gripe Aviar” y me advirtió preocupado, que por la “relajación” social que prevalece en Tabasco (tercer lugar nacional de casos activos) la aparición de la variante Delta sería de pronósticos reservados.

“Urge el confinamiento sistemático, solo las actividades necesarias. A ustedes se les viene lluvia-inundación e invierno, escenarios peligrosos”, me dice mientras jala aire para sus adentros, como reflexionando crudamente.

“Ahora el Covid va en busca de los jóvenes, la generación que no ha dejado de moverse desde el año pasado. Hay un índice considerable de jóvenes hospitalizados. Esto es terrible” y yo pienso, nada podemos hacer. Absolutamente nada, más que dejar que suceda. Pienso en las lluvias-inundación, implicaría reinfección en algunos que pudieron “librarla”.

“Mira Juan, hace un mes me topé con un caso de un muchacho de 29 años que el año pasado fue asintomático. Por cosas quizá del destino, se reinfectó y solo aguantó 2 días. Nunca se revisó y la primera infección había dejado minado sus pulmones. ¿Cuántos estarán así?”

Son estas historias, de terror biológico, las que no me hacen mirar con cierta esperanza el futuro inmediato. Y me suelta ¡claro que habrá reinfecciones!. Prefiero cambiar de tema, por que el escenario no es agradable. No aprendimos la lección. No hemos aprendido nada y la cifra de muertes, Dios quiera que no, seguirá en aumento. ¿Hasta cuándo? Quizá hasta que entendamos que el pasado, como tal, jamás regresará. Usted ¿qué opina?

Tenía razón Graham Green cuando escribió que el tabasqueño no tiene ni miedo a la muerte, ni miedo a la ley. Y caminan seguros, hacen fiestas, viajan, se placean porque “ya estoy vacunado”.

ÁNIMAS…

Anote usted a la prestigiada Notaria Pública, Emma Hernández Domínguez como próxima Consejera Presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCT). Quienes la conocen, saben que es una profesionista cercana al poder. Es pues, además, una mujer confiable. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE

 

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement

#AVueloDePájaro