web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Primero fue amarrado a un poste donde fue golpeado salvajemente y lesionado con machetes.

Cortan manos a pandillero y lo asesinan

El presunto delincuente cometía robos, asaltos y otros delitos en los municipios de Cunduacán y Comalcalco.

COMALCALCO .- Un presunto delincuente fue linchado a machetazos por una turba enfurecida de moradores de la ranchería Arena primera sección, quienes cansados de sufrir vejaciones se armaron de valor para acabar con la vida del ladrón a quien primero le mutilaron ambas manos.

Aún con vida el sujeto conocido como Gabriel, alias ‘El Negro’, fue llevado a un nosocomio pero éste murió en el trayecto.

Estos hechos ocurren a dosdías que en el poblado Tapotzingo del municipio de Nacajuca, una turna de enardecidos quemaran la vivienda de un tipo que asesinó y enterró en una fosa clandestina a un velador a quien le robó su motocicleta.

La noche del pasado domingo, cuando un grupo numeroso de personas originarias de la ranchería Arena primera sección, colindante con el municipio de Cunduacán, se organizaron para ubicar y detener a Gabriel, integrante de la banda de delincuentes conocida como ‘Los Cocos’.

Los habitantes estaban enardecidos ya que durante el domingo, Gabriel y otros maleantes habían asaltado a varias personas y las habían lesionado.

Ya cansados de las vejaciones de estos delincuentes se dieron a la tarea de ubicar al ‘Negro’, a quien terminaron por capturar y tras amarrarlo a un poste de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) lo lesionaron en varias partes del cuerpo y mutilaron ambas mano como castigo.

El sujeto, según un video que se hizo circular en las redes sociales, imploraba ayuda, pero su tiempo ya estaba marcado.

Familiares del delincuente al ver la situación en la que estaba optaron por rescatarlo con ayuda de la policía municipal, sin embargo cuando el ‘Negro’ era llevado al Hospital Regional murió en el camino, además que la policía no logró detener a nadie.

Hay que señalar que Gabriel y otros integrantes de la banda ‘Los Cocos’ han venido sembrando el terror en varias localidades de Cunduacán y Comalcalco, y que no se conformaban con atracar a sus víctimas, sino también las lesionaban. Así se cumple el adagio del que a hierro mata a hierro muere.