Grupo Canton
Director Miguel Cantón Zetina

Corridas en riesgo por Covid-19

Reportan transportistas pérdidas por 54 mdp en 30 días ante las restricciones de movilidad y el atorón de actividades en el estado; parado 30% de su parque vehicular.

Los transportistas de Centro han reportado una perdida en sus ingre­sos de 54 millones de pesos en los primeros 30 días de cuarentena, es decir, diariamente están dejando de ingresar 1.8 millones de pesos a los socios de las diferentes uniones de transporte público en la capital ta­basqueña.

Los más afectados hasta el mo­mento han sido aquellas uniones de transporte urbano y sububarno en la modalidad de urvan o también cono­cidas como combis, estos han dejado de recibir el 45 por ciento de todo el ingreso, es decir, 810 mil pesos se es­tán quedando sin llegar a los propie­tarios de las concesiones.

De acuerdo con el secretario ge­neral de la UTPCAM, José Sánchez Cerino, los socios están registrando un mes catastrófico. En primera ins­tancia el descenso del pasaje, pues el 65 por ciento de los usuarios son es­tudiantes y padres de familia, mien­tras que del 35 por ciento restante solo está viajando el 20 por ciento, pues el resto se queda en sus casas o ya no tiene empleo.

“Nosotros somos los que estamos recibiendo más este duro golpe, los primer 30 días para nosotros fueron los más críticos, hablamos de que de cada 10 personas que suben a una combi seis son estudiantes, llámese primaria, secundaria o el que sea, el resto son personas que van a sus tra­bajos, pero con esta contingencia no todos están saliendo o algunos ya ni trabajo tiene”, precisó.

En el caso de las unidades de ta­xis, la situación es diferente, estos además de que ya no pueden llenar sus unidades con los cuatro usuarios, en el caso de los colectivos; tampoco pueden circular después de las siete de la noche, por lo que de las 24 ho­ras que tenían para trabajar en dos turnos, ahora solo laboran 15 horas diarias, es decir, 7 horas y media para cada conductor, dejando de ingresar a los bolsillos de dos mil 200 socios cerca de 450 mil pesos, el equivalen­te al 25 por ciento de la pérdida total.

“Si bien, nos están dejando tra­bajar, solo se puede hasta las 7 de la noche y con dos pasajeros por viaje, mi compañero y yo tenemos que dividir turno, entregamos menos dinero, de los 350 que nos pedía el patrón solo entregamos 200 y al día nos vienen quedando desde 150 hasta 50 pesos como me pasó el domingo pasado”, relató José Luis Hernández.

En el caso de los pochimoviles, sobre todo los que se encuentran en las áreas suburbanas son los que más han resentido el problema, ya que en algunas villas, rancherías y fraccionamientos este es un me­dio de transporte común, utilizado sobre todo por amas de casa y es­tudiantes, los cuales durante esta cuarentena suspendieron labores por cuatro días. Continúan labo­rando, pero lo pueden hacer sola­mente con un pasajero por servicio.

“Los que son dueños de pochi­moviles viven de eso, no es que sean transportistas, sino que esa es su fuente de ingresos, sus fa­milias viven de ahí y no tenemos muchos ingresos, los conductores no están sacando mucho dinero y esto se debe a que solo podemos llevar una persona por viaje”, re­lató Ana Isabel Hernández, líder de la unión de pochimoviles 800 en Gaviotas.