web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Advertisement

Tabasco

“Convivir con animales me fortaleció para enfrentar al Covid”

“Me he dedicado a rescatar animales por 13 años. Con esta acción mi sistema inmune lo que hizo fue fortalecerse”.

JULIA PATRICIA GUILLERMO MOLLINEDO

VILLAHERMOSA. Julia Patricia Guillermo Mollinedo tiene 13 años dedicándose al rescate de animales callejeros.

Está segura que la convivencia con los animales la ayudó a fortale­cer sus defensas para enfrentar el Covid, que combinada con el asma y la hipertensión, la hizo pasar malos ratos, en donde llegó a sentir que la vida se le escapaba.

Platica que el virus no solamente la atacó a ella, también a su mamá que es de la tercera edad, y a su hija de 26 años de edad.

Pero las tres pudieron librarse del Coronavirus y no necesitaron acudir a un hospital.

A sus 49 años de edad se siente afortunada de seguir viviendo, y está cada vez más segura que convivir con los animales es lo más hermoso que puede tener una persona.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Qué se siente ser un paciente?

Es terrible; en el mes de febrero me enfermé y me puse muy mal. Empe­cé con escalofríos, dolor de cuerpo, una tos espantosa, porque soy asmá­tica, además del dolor de cabeza.

Fui al Centro de Salud y me di cuenta que no era la única enferma, había muchas con síntomas simi­lares que yo. El lugar estaba lleno y tenía que esperar mi turno.

Cuando me tocó pasar el médico familiar me diagnosticó amigdalitis y neumonía atípica.

Me recetó Salbutamol para que mejorara, pero sentía que no me hacía efecto. Tenía los mismos sín­tomas y la tos seguía.

Como desde chica he padecido asma, tengo mi nebulizador, oxíme­tro y cada rato me checaba.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando lo necesitaba me realiza­ba nebulizaciones; eso fue en la úl­tima semana de febrero, y días des­pués declaran la pandemia, pero yo regresé a trabajar, y fue cuando me dijeron que debía estar en cuarente­na, por lo que hice caso.

La verdad soy de las personas, con mi mamá y mi hija, que segui­mos al pie de la letra las indicaciones de la Secretaría de Salud.

Salíamos sólo para comprar víveres. Nos quitábamos la ropa, zapatos, y nos bañábamos cada vez que salíamos de casa. Así nos pasamos las cuarentena.

Mi hija se empezó a sentir mal, con dolores de cabeza y de cuerpo. Se hizo la prueba y fue positivo. Ella tenía que salir de la casa por su trabajo; en seguida yo me hice la prueba rápida y salió que era positiva. A los tres días de que mi hija se sintió mal, yo empecé con los malestares.

 

¿Dónde cree que se contagió?

Advertisement. Scroll to continue reading.

No lo sabemos, porque la pri­mera persona que salió infec­tada fue mi hija. ¿Dónde?, en cualquier lugar pudo haber sido. Como lo había dicho, nosotras somos estrictas en el uso del cu­breboca y los zapatos. Entonces no me explico dónde pudo haber ocurrido.

 

¿La hospitalizaron?

No, porque fui diagnosticada con fiebre y tos, pero no toma­ron en cuenta otras síntomas.

A nosotros nos dio de una ma­nera muy distinta. Yo, como sé ma­nejar mi asma, me hacía nebuliza­ciones para evitar que invadiera mi sistema respiratorio. Entonces me atacó el resto del cuerpo como si tu­viera artritis.

Apenas podía moverme cuando acudí al médico, pero tenía buena saturación de oxígeno, por eso no me consideraron para el hospital.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Cuando me sentí muy grave acu­dí con médicos que había en el inter­net. Los busqué, les marqué a su nú­mero y me atendieron. Los demás no me querían atender físicamente por temor a contagiarse.

 

¿Cómo venció al Covid?

A mi lo que me ayudó muchísimo es que soy una persona protectora de animales.

Me he dedicado a rescatar ani­males durante 13 años. Con esta ac­ción siento que mi sistema inmune lo que hizo fue fortalecerse.

Sí usé fármacos, pero al mismo tiempo muchas plantas, sobre todo el jengibre, que fue como para mi la salvación. El jegibre, la menta, miel y limón, con mucha agua. Cuando sentía ataque de asma, inmediata­mente me nebulizaba.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Quiero que las personas sepan que me ayudó a mi familia y a mi el que conviviéramos con los anima­les. Por ejemplo, cuando Tabasco ocupó el primer lugar nacional en casos de dengue, afortunadamente no nos tocó. Ahora que pasó por la casa al Covid, pudimos superarlo.

Hoy soy negativa al Covid, pero siento que camino sobre piedras, por el dolor que tengo en el cuerpo.

Para que mi cuerpo se active ten­go que hacer estiramientos y aguan­tar un dolor como de media hora. Entre ratos me duelen los brazos y entre ratos descanso. También se me olvidan mucho las cosas.

 

¿Qué recomendación le da a las personas?

Que se preocupen por su vida, su fa­milia, que no piensen que no le pue­de dar covid; usen cubreboca.

Advertisement. Scroll to continue reading.

El cubreboca no te ahoga, la muestra clara está en los médicos que pasan largas horas con el cubre­boca. Si te da calor hay que aguantar.

Te puede interesar

Advertisement