Conecta con nosotros
178 vistas -

Vivir Bien

Consejos para un divorcio sano

En una ruptura matrimonial es común que los sentimientos y pensamientos distorsionados dificulten la experiencia, no obstante, existen estrategias que facilitan el tránsito por este proceso.

Publicada

en

41 Visitas

La ruptura matrimonial es una ex­periencia ardua y dolorosa, pues implica una serie de sentimientos y emociones difíciles de manejar, tales como la inseguridad, la tris­teza, la rabia, la angustia y la des­ilusión. Este caos emocional suele complicar el afrontamiento de la situación. Es por ello que, a con­tinuación, te ofrecemos una lista de consejos para un divorcio sano.

Asimismo, el malestar por la ruptura se intensifica debido a los prejuicios sociales en torno al di­vorcio, los que se asocian al fraca­so y a la soledad. En consecuencia, muchas personas deciden seguir juntas a pesar de los conflictos y los malentendidos.

No obstante, divorciarse no significa que fracasaste ni tampo­co implica que se te acabaron las oportunidades en la vida. Al con­trario, se trata de una experiencia necesaria cuando la relación no tiene remedio. Además, puede ser el inicio de nuevas experiencias saludables y gratificantes. Lo im­portante es afrontarlo de la mejor manera y superarlo.

RECONOCE Y ACEPTA LA SITUACIÓN

Lo primero que debes hacer es aceptar que la separación es definitiva. Lo más reco­mendable es tomar la dis­tancia necesaria y aprender a estar sin el otro. Si existen desacuerdos en cuanto a la ruptura, es importante respe­tar y renunciar a las manipu­laciones o amenazas.

En esta etapa se debe aceptar una nueva identidad (dejar de pensar en nosotros para pensar en el yo). Se de­ben adquirir nuevos proyec­tos, encontrar nuevas moti­vaciones, así como hábitos y roles novedosos. Por su parte, si tienen hi­jos, deben reconocer que la relación como padre y ma­dre debe continuar. Es decir, la atención y afecto que ellos requieren se mantiene, inde­pendientemente del divorcio.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia