web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Para tener un embarazo sano hay que cuidar la mente y el cuerpo.

Consejos esenciales para un mejor embarazo

En esta etapa tan delicada es necesario cuidarse para experimentar un proceso sano y feliz.

Para tener un buen embarazo no sólo hay que fijarse en la salud fí­sica. Estar sana es fundamental en esos momentos, perow también estar mentalmente tranquila, pre­parada y feliz.

Comer bien puede ayudarla a tener un embarazo saludable y un bebé sano. Mantenerse físicamen­te activa puede ayudar a que la mamá se sienta más cómoda los 9 meses del embarazo y a que tenga un parto más fácil.

Un aumento saludable de pe­so te puede ayudar a que un parto sea más cómodo. También puede ocasionar menos complicaciones durante esta etapa, como la diabe­tes, la presión arterial alta, el estre­ñimiento y el dolor de espalda.

Entre la mujer y el bebé que crece dentro de ella se establece un canal de comunicación perma­nente. Todo lo que la madre hace repercute en el feto: si practica ejercicio, mejora su oxigenación; si come bien, favorece su desarrollo; si descansa y busca tranquilidad, le proporciona bienestar. Por eso es importante cuidarse.

 

PREPARARSE PARA EL PARTO

Las clases de preparación al par­to son interesantes si la informa­ción sirve para que la mujer se sienta capaz de parir por sí mis­ma. En muchos casos, sin embar­go, estas sesiones tienen como finalidad preparar a la mujer para el protocolo del hospital.

 

CUIDAR LAS EMOCIONES

El estrés agudo prolongado au­menta el riesgo de parto pre­maturo. La principal causa de ansiedad en este periodo es­tá relacionada con el propio embarazo y con el miedo al parto. Es esencial trabajar la confianza y preparar un Plan de Parto para sentirse más seguras.

 

COMER SALUDABLE

La dieta ha de ser variada y equilibrada. Lo importan­te es tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada sin olvi­dar el aporte diario de proteínas de carne y pescado.

 

USAR ROPA ADECUADA

Se debe llevar ropa cómoda (in­cluidos los zapatos), adecuada al aumento de peso y volumen que experimentamos. Ello ayudará a que la sangre circule mejor, a que los movimientos sean correctos y no forzados y a que la piel se mantenga sana.