web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

Consejo Fiscal: prioridad del periodo extraordinario

La crisis económica generada por la pandemia del COVID-19 será recordada como la más grave en la historia moderna de nuestro país; hoy día, doce millones de personas se han quedado sin ingresos, millones más entrarán en pobreza y las estimaciones económicas prevén que caeremos más de 10%. Por esa razón, hoy más que nunca, es importante impulsar la creación de un Consejo Fiscal en nuestro país, el cuál deberá velar por la estabilidad económica y el fortalecimiento de nuestras finanzas nacionales.

 

Cómo saben, esta semana los Diputados Federales seremos convocados a sesionar de manera extraordinaria para renovar a los consejeros del INE; y los distintos coordinadores parlamentarios han abierto la posibilidad de que se agreguen diversos temas al orden del día, incluyendo la creación de este Consejo.

 

En términos generales, mi propuesta sobre este tema consiste en la transformación del actual Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados para que sea un consejo de expertos apartidista que obedezca a un proceso de nombramiento que controle los sesgos políticos.

 

Entre sus principales responsabilidades destacaría la opinión sobre el paquete económico que presenta anualmente el Ejecutivo Federal a los Diputados Federales y diversas opiniones durante todo el ciclo fiscal, el impacto presupuestal de las iniciativas legislativas, la evaluación de las proyecciones macroeconómicas y la supervisión del cumplimiento de las reglas fiscales vigentes.

 

En pocas palabras, el Consejo Fiscal nos ayudaría a conocer cuál sería el impacto económico que tienen cada una de las iniciativas que se presentan ante el Congreso. A manera sólo de ejemplo pensemos cuando solicitamos un crédito, el banco evalúa el riesgo que corren al prestarnos dinero, y con base en ello te dan opciones. Similarmente, el Consejo estaría determinando el impacto presupuestal y económico de las propuestas legislativas, y auxiliarían técnicamente nuestro trabajo.

 

En una época en la que la fama del servicio público está muy desgastada, tenemos que demostrar que las y los Diputados de esta Legislatura podemos volvernos el principal motor de la estabilidad. Auguro una discusión intensa, pero confío será abierta y lo más importante, nos permitirá seguir fortaleciendo a las instituciones mexicanas y abonar al crecimiento económico.

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Advertisement