web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
El refresco es usualmente la bebida que acompaña los alimentos de los mexicanos.

¿Conoces los daños a la salud que ocasionan los refrescos, principalmente en niños?

El 70 por ciento de los niños suelen acompañar su desayuno con un refresco.

México es el mayor consumidor de refrescos en el mundo. En promedio, una familia mexicana destina 10 por ciento de sus ingresos totales a la compra de refrescos, según informó Florence L. Théodore, del Instituto Nacional de Salud Pública.

Esta situación es preocupante, pues “según la asociación civil ‘El Poder del Consumidor’, las bebidas azucaradas provocan la muerte de 24 mil mexicanos al año debido a la ingesta calórica, y son quienes fallecen más en la región”.

Sin embargo, este problema se agudiza en menores de edad, pues a decir de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, el 70 por ciento de estos acompañan diariamente su desayuno con un refresco.

Ante el alto contenido de azúcar que esto significa y el problema de obesidad infantil que hay en México y en Tabasco, el Congreso del Estado aprobó la prohibición de la venta, distribución, donación, dádiva, suministro de bebidas azucaradas preenvasadas y carbonatadas, así como las golosinas y alimentos procesados con altas cantidades de grasa, azúcares y sodio.

Y es que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012), hasta 2019 Tabasco se posicionaba en cuarto lugar en obesidad infantil.

Pero, ¿conoces realmente qué daños a la salud trae consigo la ingesta de refrescos en menores de edad?

1. Representan el principal factor de riesgo para el desarrollo de sobrepeso y obesidad infantil.
2. No tienen ningún beneficio sobre la salud, es decir, aportan calorías vacías y ningún nutriente.
3. Incrementan el riesgo de osteoporosis, debido a que poseen ácido fosfórico que impide la correcta absorción del calcio en los huesos.
4. Sus azúcares y ácidos provocan deterioro de la dentadura y aumentan riesgo de sufrir caries.
5. Son adictivos, debido a su alto contenido en azúcares y edulcorantes que aumentan el apetito.
6. Pueden provocar cálculos renales a causa de su contenido en oxalatos.
7. Pueden generar gastritis u otras alteraciones digestivas, gracias a sus sustancias químicas y gran concentración de azúcar y PH ácido.
8. Tienen un efecto diurético y no son hidratantes.
9. Causan nerviosismo e insomnio, debido a la cafeína.
10. Podrían provocar asma y urticaria, a causa del benzoato de sodio.