web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Jonuta

‘Confiamos que la calamidad pase pronto’

Testimonio de Zenayda y Alicia, habitantes de la ranchería Los Pájaros, en Jonuta.

JONUTA, TABASCO Con los escurrimientos de Guate­mala, el río Usumacinta ele­vó su nivel a los 21 metros con 80 centímetros, sufi­cientes para anegar poblaciones enteras del municipio de Jonuta.

Zenayda es habitante de la ranchería Los Pájaros, una de las más afectadas por el desborda­miento. La cocina de Zenayda es­tá bajo el agua, la estufa está sobre tabiques y el molino se averió.

“A mí me dan ganas de llorar, de ver todo esto que se va al agua, pero ni modo, aquí nos tocó vi­vir”, asegura.

Alicia es otra habitante de ese lugar, era la “domadora” de los manatíes, pero los sirénidos con la creciente han partido; ahora el Santuario de los manatíes tam­bién se acabó. Pese a las circuns­tancias y las advertencias ambas mujeres no pierden la esperanza, “esa es la última que muere y no­sotros confiamos en que esta ca­lamidad pase pronto”.

Te puede interesar

Advertisement