Conecta con nosotros
157 vistas -

Vivir Bien

Concreta tus objetivos diarios en la oficina

Evitar la postergación de tareas y tener tu escritorio ordenado, son algunos de los consejos que debes seguir para ser efectivo en tu puesto de trabajo.

Publicada

en

16 Visitas

Todos los días, al llegar a la ofici­na te encuentras con una lista de tareas pendientes que debes en­tregar a tu superior al finalizar la jornada, pero muchas veces es­to no es tarea sencilla. Afortuna­damente, existen varios consejos que puedes seguir para finalizar con éxito tu trabajo diario.

No es nada fácil equilibrar un cronograma de trabajo car­gado y, además, terminar todas las tareas pendientes, cuando se agregan tareas constantemente a tu lista de cosas por hacer. Si eso te ha pasado, te gustará sa­ber que hay muchas plantillas para la gestión del tiempo espe­rándote, que pueden resultar­te muy útiles para establecer las prioridades de tu carga laboral.

La gestión del tiempo es la habilidad que te permitirá sa­car el mayor partido a la organi­zación de tu tiempo. Una buena gestión del tiempo te ayudará a mejorar tu calidad de vida gra­cias a la separación de tu vida profesional y personal.

Una bue­na gestión del tiempo servirá también para que pongas lími­tes a tus tareas de trabajo. Tan­to si eres trabajador por cuen­ta ajena como si eres autónomo y trabajas como freelance, una buena gestión del tiempo te ayudará a tener más éxito y ba­lancear tu vida.

 

  1. ORGANIZA TU OFICINA

Antes de irte de la oficina, procura dejar cada cosa en su lugar. Eso dará la idea de orden y te ayudará a despejar tu mente

  1. HAZ UNA LISTA

Cuando tenemos muchas cosas dando vueltas en nuestra mente, es difícil poder discernir entre las más urgentes. Haz una lista con los pendientes para ordenar tus ideas.

  1. DESTACA LAS TAREASCON MAYOR PRIORIDAD

No todas las tareas tienen la misma urgencia. Verifica en la lista sugerida en el punto 1 cuáles son las más importantes e intenta cumplirlas primero.

  1. NO POSTERGUES LAS TAREAS

La procrastinación es algo difícil de evitar, pero tienes que intentar no mentirte a ti mismo. Si no tienes tiempo para cumplir las tareas, es preferible que las dejes pendientes.

  1. NO EMPIECES TAREAS QUE NO PODRÁS TERMINAS

Querer abarcar todos los trabajos pendientes no es sencillo, pero puedes intentarlo. Eso sí, no empieces tareas que te costará terminar.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia