Connect with us

Hola, que estas buscando?

Gabriel apodado ´El Choco´ saca entre sus ropas un sobre transparente y se lo entrega a otro hombre y ahí es cachado por la autoridad quien lo sigue y lo pone tras las rejas.

Seguridad

Concluye tabasqueño carrera de narcomenudista tras las rejas

Gabriel «N» traía 42 bolsitas de droga ilícita. Fue detenido en plena avenida Margaritas.

JOSÉ ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

BENITO JUÁREZ, Quintana Roo.- Cuando a Gabriel le apodaron ´El Choco´, la periferia de Cancún no se había poblado de tabasqueños. Era raro también ver por las calles a personas que parecían esperar con toda la paciencia del mundo bajo una luminaria a alguien que no llegaba o se había retrasado.

Gabriel era de esos. Con ropa casual, deportiva, se apostaba en las esquinas, recargado en el cofre de algún automóvil. Su vista deambulaba hacia ambos lados del cruce, como buscando entre el gentío a alguien en específico.

Cuando veía la torrente azul y roja de una patrulla, se levantaba tranquilamente del cofre, sacudía sus pantalones de mezclilla y se confundía entre los peatones, sin mirar atrás.

Raras veces era molestado por la policía. Normalmente, en esa larga parsimonia, se le acercaba un joven o algún hombre maduro. Él ya sabía lo que querían, por eso se la pasaba en la calle. Le daban unos billetes en el saludo, y él intercambiaba un sobre transparente, verdoso. El negocio estaba cerrado. Acababa de vender la yerba «de la buena».

SE DEDICABA AL NARCOMENUDEO

Oficiales de la policía de Quintana Roo hacen sus rondines habituales en la patrulla por la supermanzana 259, sin ninguna novedad. Uno de los agentes bosteza, mientras el que va manejando entra a la avenida Margaritas.

Es martes 9 de octubre, segundo día de la semana, y poca gente circula sobre la manzana 70. El copiloto está a punto de decirle a su compañero que tome el retorno para irse a echar unos taquitos de cachete, pero nota algo raro adelante.

«Mira, mira, colega…», señala apuntando con su mentón al frente.

Gabriel apodado ´El Choco´ está sacando entre sus ropas un sobre transparente y se lo entrega a otro hombre.

Apenas acaban de cerrar el trato, los dos hombres miran hacia la avenida Margaritas, y se percatan de la patrulla.

Sin pensarlo dos veces, Gabriel corre por un lado de la calle, y el otro en sentido contrario. Los agentes baja corriendo de la patrulla y se lanzan a perseguir a Gabriel un par de calles, atropellando y esquivando a los transeúntes que caminan por la banqueta.

TRAÍA 42 BOLSITAS DE YERBA SECA

El Choco tiene 42 años y una pésima condición física, por lo que no tarda en ser alcanzado por los agentes, que lo inmovilizan.

—¿Por qué huyes, c….? —le reclama el agente.

Gabriel no sabe que contestar, en todo este tiempo que lleva trabajando en la calle nunca lo habían detenido. Está pálido.

—A ver, qué llevas en las bolsas —señala el otro compañero policía.

Como Gabriel no respondió, entre los dos agentes lo cacharon. Las manos de los policías encontraron las bolsas de Gabriel repletas de mariguana.

En total, los agentes contabilizaron 42 bolsas tipo ziploc rellenas de yerba seca y verde. Gabriel escuchó sus derechos y se le notificó que quedaba detenido para responder ante un juez por la posesión, distribución y venta de droga prohibida.

 

Te puede interesar

Advertisement