web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
En Tecolutilla, lugar donde nació, la urna con sus restos mortales fueron recibidos en medio de llanto y lamentaciones.

Con llanto y fervor reciben al padre ‘Chepito’

Las cenizas del querido sacerdote entre la grey católica fueron recibidas con globos blancos entre las manos y música de mariachis.

PARAÍSO. Las cenizas del padre José de los Santos, conocido como ‘Chepito’ llegaron la noche del vier­nes a la comunidad de Libertad ‘El Chivero’ bajo una pertinaz lluvia, donde decenas de feligreses ya lo es­peraban portando entre sus manos globos blancos y al mismo tiempo se escucha la música de mariachis.

La urna con los restos morta­les del llamado ‘Apóstol del barrio de Lagunilla’ fue colocada en un al­tar adornado con flores y frente a ella se ofrecieron cánticos y oracio­nes en este corredor gastronómico, donde era muy querido, por lo que gustaba estar constantemente ofre­ciendo homilías en la ermita ‘El Se­ñor de la Salud’.

El padre ‘Chepito’ desempeñaba su ministerio sacerdotal en el tem­plo del Carmen, del emblemático barrio de ‘La Lagunilla’ de la CDMX, donde tras permanecer varios días internado por el Covid-19 falleció el pasado jueves y las autoridades ecle­siásticas después de velar sus exe­quias en el templo donde servía, op­taron por traerlas a su tierra natal.

Mientras que la mañana de ayer, sus restos partieron hacia Tecoluti­lla, Comalcalco, de donde era nati­vo y donde la comunidad entera en­vuelta en llanto ya lo esperaba para realizarle santos rosarios. Hoy do­mingo la urna de incineración re­gresará a Paraíso, donde recorrerá ermitas como San Felipe de Jesús, Sagrado Corazón, San Francisco de Asís, entre otras; donde se ha pedi­do portar pañuelos blancos y que durante el paso del cortejo sean re­picadas las campanas.

 

…Y el padre ‘Chuy’ toca la campana de la vida

PARAÍSO. Después de permane­cer 10 días internado en el área pa­ra pacientes de Covid-19 del Hos­pital ‘Juan Graham’ el párroco Jesús Manuel Castillo Izquierdo tocó la campana de la vida y conti­nuara su recuperación en la Casa Sacerdotal en Villahermosa.

El ‘Padre Chuy’ como es lla­mado cariñosamente, después de salir del hospital emitió un men­saje a través de redes sociales pa­ra agradecer a todos los que estu­vieron al pendiente de su salud: “ofrezco mi enfermedad al Señor, que es el único que sana y seguire­mos unidos en oración por todos lo que convalecen por el virus de esta pandemia” expresó.