web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Católicos colocaron ramas de palma al frente de sus casas.

Centro

Con la fe intacta celebran desde casa el Domingo de Ramos

El obispo de Tabasco dio inicio a la Semana Santa a puerta cerrada y con pocos feligreses.

A puertas cerradas, con escasos feligreses en los templos y con mensajes por las calles, ayer se celebró el Domingo de Ramos, el inicio de la Semana Santa.

A pesar de la amenaza de con­tagio del Covid-19, la fe de los ca­tólicos se vio intacta.

En la Catedral del Señor de Ta­basco, el obispo Gerardo de Jesús Rojas López, encabezó el festejo a puertas cerradas y sólo con un re­ducido grupo de sacerdotes.

EL MENSAJE

“Dios quiere celebrar la Pascua contigo y tu familia, hay que abrirle la puerta”, fue su mensaje.

“Hoy nos reunimos para ini­ciar unidos, con toda la Iglesia, la celebración anual del Miste­rio Pascual, de la Pasión y Re­surrección de nuestro señor Jesucristo”, dijo el padre Ave­lino Cortez, en la parroquia de San José Obrero, en el fracciona­miento Infonavit Atasta.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En Casa Blanca, el padre José del Carmen Aquino, de la Parro­quia de San Juan Bautista, salió a las calles para bendecir a los feli­greses en la puerta de sus casas.

El párroco caminaba, vertía agua, y se detenía a bendecir más de cerca a los feligreses que saca­ban los altares, imágenes de Cris­to o la Virgen María.

Desde una camioneta, con cu­brebocas y apoyado de un altavoz, aclamaba ¡Viva Cristo Rey!

En la puerta las familias Ruiz Hernández y Álvarez León levan­taron las ramas de palma de coco y ramos de flores, y repitieron la frase: ¡Viva Cristo Rey!

Adultos mayores y niños de­jaban despensas en el vehículo donde iba el padre.

Otras familias tenían en sus manos globos, girasoles, que le­vantaban al paso del Santísimo. La cuarentena fue impedi­mento para reunirse en gru­pos extensos, pero no para mostrar la fe.

Advertisement. Scroll to continue reading.
El Obispo en la celebración de la misa con algunos párrocos.

 

QUE EL VIRUS NO CREZCA: IGLESIA

“La vida es una gracia, pero no somos dueños, somos admi­nistradores, cuidemos la salud y la de los demás, guardémo­nos para que esta pandemia no crezca más, todos somos res­ponsables”, expresó el obispo Gerardo Rojas López en rueda de prensa.

A través de una transmisión en vivo, hizo un llamado para que las personas se guarden en sus viviendas y así evitar que el brote viral siga creciendo.

 

(Con información de Francisco Olán y Christian Redondo)

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar

100% Deportes