web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

¿Cómo volver al trabajo en tiempos del coronavirus?

Los protocolos integran medidas y lineamientos para garantizar la operatividad y continuidad de los negocios, como lo establece el gobierno federal.

El nuevo coronavirus cambió todo, la forma de convivir, comprar, vender, negociar y trabajar. Todo lo que hasta hace cuatro meses conocíamos y cómo operábamos, en ocasiones hasta de forma mecánica, no volverá a ser igual.

El COVID-19 no se ha ido y tampoco lo hará, y el riesgo sigue latente pues aún no existe una vacuna, y ésta, para que sea global y masiva, tardará de uno a dos años; tampoco hay un tratamiento ni pruebas suficientes que nos permitan flexibilizar ciertos parámetros de distanciamiento social.

– Diseñar un plan de gestión tanto interno como externo que se adapte a las nuevas necesidades y realidades del negocio; capacitar a personal en las nuevas modalidades.
– Rediseñar espacios para evitar que los trabajadores estén muy juntos, permitiendo la sana distancia.
– Si la actividad lo permite, diseñar esquemas con horarios escalonados (de acceso y retiro) para que no esté 100% de los trabajadores juntos; rediseñar procesos operativos.
– Diseñar un esquema si la actividad lo permite para que ciertos días se mantenga el home office en determinada cantidad de la plantilla laboral.
– Establecer protocolos de seguridad y sanidad que generen ambientes limpios en las instalaciones de forma recurrente. Fijar protocolos de acceso y retiro del edificio.
– Proveer de insumos de higiene y de protección para todas las personas que laboren en las oficinas y para las instalaciones.
– Mantener regulado el uso de espacios comunes, con ventilación, sanitización regular.
– Disminuir reuniones de contacto, visitas de clientes, tanto internos como externos.
– Establecer esquemas de detección, asistencia médica y psicológica.
– Diseñar esquemas nuevos de servicios de alimentación, comedor y transporte del personal.
– Rediseñar viajes de trabajo tanto por salud como para mantener flujo de caja y ayudando a la salud financiera de la empresa.
– Establecer una revisión a presupuestos de viajes y gastos de representación.
– Establecer seguros y pólizas para la seguridad del empleado y empleador.