web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Los niños también se deben proteger.

¿Cómo proteger a mi hijo del coronavirus?

Todos los días hay que limpiar las superficies de uso frecuente del domicilio con una solución de lejía en proporción 1:100 (1 parte de lejía doméstica al cinco por ciento en 50 partes de agua).

MÉXICO.- Aun cuando los más afectados por la pandemia de coronavirus son los adultos mayores, la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que los niños también pueden ser portadores y transmisores del virus, por lo que emitió una serie de recomendaciones para evitar que se contagien del virus.

¿CUÁNDO ES NECESARIO AISLAR A UN NIÑO EN CASA?

Para empezar, la gran dificultad reside en diferenciar la sintomatología que presenta el niño de otras enfermedades habituales en la infancia. Por tanto, el primer paso es consultar al pediatra (en la mayoría de casos de manera telefónica) para que él evalúe si se trata de COVID y en consecuencia recomendar el aislamiento.

En principio, aquellos niños con síntomas compatibles con el coronavirus deberían quedarse en casa para no contagiar a nadie. No obstante, también deberían aislarse 14 días aquellos que hayan estado en contacto con un caso confirmado.

Con respecto al lugar, debe ser una habitación con ventilación (hacerlo cada cinco minutos) y acceso a baño, siempre acompañado de un adulto y con la puerta cerrada.

Es importante también el aseo, con un lavado de manos frecuente, y el uso exclusivo de material como ropa o toallas.

Evitar el contacto físico y cubrirse la boca y nariz al toser y estornudar.

En caso de salir, mascarilla y distancia de seguridad.

Todos los días hay que limpiar las superficies de uso frecuente del domicilio con una solución de lejía en proporción 1:100 (1 parte de lejía doméstica al cinco por ciento en 50 partes de agua). La vajilla debe lavarse con agua caliente y jabón a alta temperatura, la ropa al menos a 60º y material como mascarillas, guantes y pañuelos deben tirarse a una basura de plástico cerrada y posteriormente proceder a lavarse las manos.